POLÍTICA
10/11/2014 18:22 CET | Actualizado 10/11/2014 18:22 CET

Marcos Martínez dimite como presidente de la Diputación de León pero conserva otros cargos

EFE

El registro de la Diputación de León ha recibido este lunes a las 10.00 horas un documento suscrito por Marcos Martínez en el que renuncia a la Presidencia "para no perjudicar el normal desarrollo de las instituciones", pero en el que asegura ser "totalmente inocente".

Martínez alega en este documento que su situación procesal es "injusta" y que proclamará su inocencia "en todo momento" porque considera que no se le puede "achacar la realización de ninguna actividad ilícita penal", ha informado la Diputación a través de un comunicado.

Por estos motivos, Martínez ha alegado que presenta su dimisión y renuncia como presidente de la Diputación de León, pero que mantendrá su acta de diputado porque considera que es "totalmente inocente" y que su situación "es injusta".

Marcos Martínez ha hecho llegar este escrito desde de la prisión donde permanece en prisión por su imputación en la Operación Púnica, una investigación sobre una presunta trama adjudicaciones y comisiones ilegales que desarrolla la Audiencia Nacional.

EL TUTELAJE DEL PP SE EXTENDERÁ HASTA PASADAS LAS ELECCIONES

El tutelaje del PP de Madrid en las sedes salpicadas por la Operación Púnica -Valdemoro, Collado Villalba, Casarrubuelos y Torrejón de Velasco_se extenderá hasta pasadas las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, como han detallado fuentes populares a Europa Press.

Más que de una gestora, la opción por la que se ha decantado la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, pasa por situar a la cabeza de estas agrupaciones a personas de su más completa confianza quienes, como detallan desde el partido, estarán al frente de estas sedes al menos seis meses.

Estas personas "de tránsito" se encuentran al frente de las agrupaciones golpeadas por la operación Púnica con el fin de que los afiliados "sientan que tienen un referente". Según el reglamento del partido podrían estar al frente de estas sedes "seis meses o más" y su labor debe centrarse ahora en la preparación de las próximas elecciones.

Aguirre decidió el pasado 5 de noviembre apartar a los alcaldes detenidos en el marco de la Operación Púnica como líderes del PP en sus correspondientes municipios, una decisión que fue ratificada por el Comité de Dirección.

Así, en Valdemoro es la vicesecretaria de Organización del PP de Madrid, Gádor Ongil, quien se pone al frente del partido, mientras el secretario general Valdemoro, José Carlos Boza, sigue en prisión. La viceconsejera de Empleo, María Eugenia Carballedo, se encarga de dirigir el PP de Villalba, tras la imputación del exalcalde, Agustín Juárez. En Casarrubuelos, el PP lo dirige ahora la diputada regional Pilar Liébana tras la dimisión del alcalde, David Rodríguez.