POLÍTICA
09/03/2015 09:51 CET | Actualizado 09/03/2015 11:13 CET

Esperanza Aguirre dice que si es alcaldesa no se presentará a presidir el PP de Madrid

"Ya lo ha zanjado Rajoy". Esperanza Aguirre no ha querido entrar en más polémicas con su partido tras el cruce de acusaciones vivido este fin de semana, después de que la candidata al Ayuntamiento de Madrid rechazara que una gestora se encargara del PP madrileño si es elegida al frente del Consistorio.

"Si gano dejaré la presidencia del PP de Madrid en el próximo Congreso", ha asegurado Aguirre en El Programa de Ana Rosa de Telecinco, donde no ha aclarado qué hará si no es elegida porque, dice, no hace "futuribles". "Si no soy alcaldesa, seguiré de concejal en la oposición", se ha limitado a responder.

Según Aguirre, desde el PP ya desmintieron "el asunto de la gestora" en el comunicado emitido este domingo en el que aseguraban que las informaciones periodísticas carecían "de veracidad". "Yo rectifiqué a dos periódicos que decían que el PP iba a poner una gestora. Yo había quedado con Rajoy en un asunto y yo respeto los acuerdos", ha explicado la candidata, quien dice contar con "todo el apoyo" del presidente del Gobierno.

Aun así, Aguirre sí ha tenido palabras para quienes la han calificado de "desleal" en las páginas del diario La Razón, al pedir a quienes la critican "que pongan sus nombres y apellidos". "Yo hago declaraciones, no hago filtraciones", ha afirmado.

También ha explicado las razones por las que decidió concurrir como candidata al Ayuntamiento de Madrid. "Me presento porque el momento político en el que lo dije era muy difícil para el PP y para España. Pero este de ahora es todavía peor y yo no quiero que los madrileños piensen que, como vienen mal dadas yo me quito de en medio. Me manifesté disponible y resulta que Rajoy ha considerado que puedo ser una magnífica candidata", ha asegurado.

"NO PISARÉ CIBELES"

Sin nombrarlo, Aguirre también ha lanzado sus 'dardos' a Alberto Ruiz Gallardón, exalcalde de Madrid, al asegurar que ella no piensa "hacer un Ayuntamiento megalómano" y que no piensa "pisar Cibeles [palacio donde se encuentra el Consistorio actualmente]". Su intención, dice, es "hacer lo que digan los ciudadanos" aunque, si por ella fuera, volvería a trasladar la sede a la Plaza de la Villa, en el centro de la capital.

Según Aguirre, que se ha confesado "una gran admiradora de Boris Johnson" (alcalde de Londres), el Palacio de Cibeles es "una mastaba" que gasta mucho en "calefacción" y ella prefiere que el Ayuntamiento sea "una institución modesta, no prepotente". "Yo quiero hacer un Ayuntamiento humilde", ha insistido.

¿IGNACIO GONZÁLEZ? "OJALÁ"

La candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid ha aprovechado para "romper una lanza" en favor del actual presidente de la Comunidad, Ignacio González, quien no será candidato en las autonómicas de mayo en favor de Cristina Cifuentes.

"Lamento enormemente que no haya sido candidato, creo que el PP ha sido injusto con él", ha asegurado Aguirre, quien ha defendido la gestión de González "que ha llevado admirablemente bien el programa que llevamos en las elecciones".

Por esa razón, la candidata a alcaldesa ha asegurado que "ojalá" González quisiera integrar su lista electoral, aunque cree que el actual presidente de Madrid "va a vivir mejor" que ella a partir de mayo.

PACTARÁ "CON CUALQUIERA"

¿Y pactos? "Con cualquiera que proponga un pacto para hacer una mejora de la ciudad", ha dicho Aguirre, que no se cierra a acuerdos si los considera "susceptibles de agradar a los ciudadanos".

"Si Podemos propone plantar 5.000 árboles más, pues lo aceptaré", ha proseguido la candidata conservadora. "No me cierro a pactar ni con Podemos, ni con Ciudadanos, ni con el PSOE", ha dicho Aguirre, quien cree que los pactos más factibles se darán "con los que están en el espectro más próximo al PP, como Ciudadanos, UPyD o VOX".