POLÍTICA
25/03/2015 12:42 CET | Actualizado 25/03/2015 14:03 CET

Los pilotos denuncian carencias en la formación: "Se han bajado los mínimos y eso tiene consecuencias"

EFE

Todavía se desconocen cuáles han podido ser las causas del accidente del avión de Germanwings que se estrelló este martes en Los Alpes cuando volaba de Barcelona a Dusseldorf. Una de las pocas certezas es que el aparato descendió en 8 minutos de los 38.000 pies de altitud a los 6.000 sin que se produjera una llamada de emergencia por parte de la tripulación.

A falta de que la investigación arroje luz sobre qué es lo que pudo pasar antes de que se estrellara el aparato, los pilotos coinciden en denunciar carencias en la formación que reciben para enfrentarse a posibles emergencias en ruta.

Iván Gutiérrez, director general técnico del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial (COPAC), asegura que de momento "no se puede descartar absolutamente nada" pero sí señala a El Huffington Post que se está viendo "una nueva tendencia" en los accidentes aéreos, que ya no se dan tanto en las "fases de despegue y aterrizaje".

La estadística así lo muestra. Solo en el último año, se produjeron 13 accidentes aéreos en fase de crucero.

TENDENCIA EN ACCIDENTES EN RUTA

En este sentido, Gutiérrez explica que en muchas ocasiones la formación que se recibe "es más que un entrenamiento un examen" y que "es probable que haya barreras de seguridad que estén fallando o medidas que no se hayan implementado". "Se ha concentrado la energía en las primeras fases de vuelo sin ver la foto grande", afirma.

Rafael Teijo, miembro de la vocalía técnica del SEPLA y experto en seguridad aérea, añade que "la tendencia en los años 80 y 90 era en el aterrizaje" y que "se desarrollaron procedimientos de entrenamiento y ayudas técnicas y tecnologías para reducir ese tipo de accidentes". Es por eso "que esas dos fases de vuelo están muy protegidas" y "que se han reducido el número de accidentes en esas fases".

El experto explica que hay que investigar la tendencia en los accidentes en la fase de crucero para ver cuáles pueden ser los factores que han podido contribuir a su aumento. Con las conclusiones que se extraigan, "autoridades y empresas" tienen que plantearse qué hacer para que se reduzcan.

El representante de la Asociación Europea de Pilotos, Juan Carlos Lozano, también ha criticado la formación que reciben los pilotos, que "se entrenan con tecnologías del siglo XX y no del XXI". En declaraciones al programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, explica que "ahora el piloto ha pasado de ser un actor activo a un actor pasivo" debido a los avances tecnológicos que permiten técnicas como la del aterrizaje automático. Sin embargo, según Lozano estos cambios "no se han reflejado en el entrenamiento de los pilotos".

"LOS MÍNIMOS SE HAN IDO BAJANDO"

Iván Gutiérrez asegura que mientras que ha "aumentado la tecnología en las cabinas" no se ha incrementado proporcionalmente "la formación para hacer frente a esa tecnología".

"El peligro es cuando hay un problema a bordo y el piloto no tiene formación para atajarlo" asegura, y reclama "incidir más en la formación inicial y recurrente" de los pilotos.

"Provenimos de una cultura de la seguridad reactiva, reaccionamos cuando hay un accidente, y romper esta tendencia cuesta mucho", lamenta el portavoz del COPAC que añade que "uno de los factores" por los que los pilotos no están "formados adecuadamente" es porque no se les escucha: "no se tiene en cuenta la voz de los profesionales".

Teijo señala que los entrenamientos mínimos que tienen que recibir las tripulaciones son los mismos para todas las compañías, ya que "vienen determinados por las normativas europeas". Sin embargo, "las compañías buscan siempre a abaratar costes y tienden a mínimos en aquellas cosas que cuestan dinero".

Añade que "una compañía de bajo coste intentará ajustarse a lo mínimo-mínimo, mientras que una empresa en la que hay una conciencia de seguridad algo mejor igual se gasta un poquito más en formación adicional a los pilotos".

Desde el SEPLA reclaman a las administraciones públicas que "vigilen que las empresas cumplan los mínimos" y piden a las empresas "a que vayan un poco más allá para darle la instrucción a los pilotos que pueda ayudar en este tipo de situaciones".

En este sentido exigen que la inspección de las compañías sea efectiva y cuente con más recursos porque "es importante que la Administración tenga capacidad de personal y económica para gestionar la gran cantidad de empresas que hay hoy en día en Europa, tanto de bajo coste como tradicionales".

Gutiérrez también pide el compromiso de la administración "para asumir ciertas prácticas que están imperando en el sector porque es una grieta de seguridad".

"Todo parte de unos mínimos legales", explica el portavoz del COPAC que apunta a que "si esos mínimos legales se han ido rebajando para adecuarse las necesidades de la industria, eso tiene un impacto en el sistema".

"Si se reduce la formación inicial y recurrente, si se reduce ese entrenamiento, eso va a tener unas consecuencias antes o después", advierte el experto.

ADEMÁS:

Photo gallery Un avión se estrella en los Alpes See Gallery