INTERNACIONAL
28/04/2015 08:23 CEST | Actualizado 28/04/2015 10:39 CEST

Baltimore, en estado de emergencia por los disturbios tras la muerte de Freddie Gray a manos de la policía

Estados Unidos ha vivido una nueva jornada de disturbios por la enésima muerte de un hombre negro a manos de la policía. Tras el funeral por Freddie Gray, el joven que murió el pasado 19 de abril cuando se encontraba bajo custodia policial, jóvenes vecinos de Baltimore han salido a protestar por lo que consideran un abuso policial de tinte racista. El gobernador del estado de Maryland, Larry Hogan, ha declarado el estado de emergencia en Baltimore y ha movilizado a la Guardia Nacional (una fuerza militar de reserva) para hacer frente a la violencia en la ciudad.

Los disturbios, que habían comenzado durante la tarde del lunes, han continuado durante la noche. Coches y contenedores han ardido en Baltimore, y algunos manifestantes han saqueado también varios establecimientos comerciales. La Policía, que cuenta seis agentes heridos, ha detenido a 27 personas.

Mientras se investiga la muerte de Gray, la nueva fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, y la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, han conversado este lunes por separado con el presidente, Barack Obama, y han pedido a los manifestantes a respetar el principio de la no violencia. La alcaldesa de la ciudad ha declarado un toque de queda que se empezará a aplicar a partir de las 10 de la noche del martes y que se prolongará durante una semana entera.

La madre del joven fallecido también ha hecho un llamamiento a la calma: "Quiero justicia para mi hijo, pero no quiero que se haga de esta manera", indicó Gloria Darden, madre de Gray, en un evento religioso celebrado por la familia en una iglesia local. "No estoy de acuerdo con las manifestaciones violentas, Freddie no era una persona violenta", dijo la hermana del fallecido, Fredericka Gray.

Hillary Clinton, candidata a la Presidencia de EEUU, ha escrito en su cuenta de Twitter: "Esta noche cerro por la paz y la seguridad de todos en Baltimore, y por la familia de Freddie Gray. Su muerte es una tragedia que exige respuestas".

Obama, el primer presidente afroamericano de la nación, ha hablado en términos personales sobre el acoso policial. Hasta el momento no ha hablado sobre los disturbios en Baltimore, aunque funcionarios de la Casa Blanca han avanzado a la CNN que estaría considerando emitir un comunicado para hacer frente a la situación.

LA POLICÍA SEÑALA A ADOLESCENTES Y CULPA A SUS PADRES

La Policía de Baltimore (EEUU) vincula el inicio de las protestas violentas, que se han saldado con varios agentes heridos e importantes daños materiales, con algunos de los adolescentes que acuden a los institutos de la localidad.

En una rueda de prensa, el jefe de policía de Baltimore, Anthony Batts, indicó que, según la información de la que dispone el cuerpo, los disturbios fueron organizados "principalmente" por estudiantes de institutos locales. "Una buena parte (de los manifestantes) salieron directamente de los institutos. Se trata de jóvenes adultos de 15, 16 y 17 años. Saben diferenciar lo que está bien de lo que está mal", dijo Batts.

"Creían que era divertido tirar bloques de hormigón a los policías. Ojalá hubiese habido más padres que se hubiesen ocupado de sus hijos esta noche", lamentó el jefe de policía.

Batts confirmó que quince agentes resultaron heridos, "seis de ellos seriamente", aunque aseguró que todos ellos se van a recuperar. "La situación se está calmando de forma lenta pero segura", concluyó Batts.

Durante las protestas se han realizado 27 detenciones, y se han registrado múltiples destrozos materiales como la quema de vehículos y de una tienda, así como saqueos en varios comercios.

Protestas en Baltimore