POLÍTICA
01/05/2015 13:23 CEST | Actualizado 01/05/2015 13:24 CEST

Barberá "no confía" en lograr la mayoría absoluta en Valencia

JUAN CARLOS CÁRDENAS / EFE

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha concedido una entrevista a la Agencia EFE en la que reconoce, por primera vez, que "no confía" en lograr una mayoría absoluta en su nuevo asalto a la Casa Grande, una institución que pilota desde 1991, ininterrumpidamente. Ahora, asume, hay que "ganar paso a paso, en la calle, la confianza mayoritaria de la gente", a la que ha pedido apoyar "de manera suficiente" a su partido, el PP, para poder gobernar con estabilidad.

Las encuestas afirman que, sólo en el mejor de los escenarios, Barberá podría cerrar una eventual alianza entre el PP, Ciudadanos y UPyD. Un edil arriba o abajo le impediría gobernar incluso en alianza.

"No hay serenidad ni estabilidad, hay batiburrilo sociopolítico", afirma la actual alcaldesa, para insistir en que "para continuar con el progreso y los proyectos vitales de futuro, el dinamismo económico y la creación de empleo, tiene que haber estabilidad". "El dinero es cobarde", avisa, y se puede retraer si cambian radicalmente las condiciones políticas. Un discurso, el del miedo al cambio y a los partidos emergentes, que reproduce también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

"Si no, el dinero se esconde, es cobarde y hay miedo, y aquí necesitamos que se invierta en Valencia, que venga el dinero y que los valencianos tengan seguridad en sus proyectos", añade Barberá, para quien "el único partido que garantiza esa estabilidad y el mantenimiento de la calidad de vida es el PP".

NI PRO NI ANTI PACTOS

Defiende que ni se plantea los pactos ni es contraria a ellos y recuerda que si alguien ha demostrado que es capaz de gobernar con alianzas es ella, porque accedió a la alcaldía con uno en 1991 y cuando en 1995 logró la mayoría absoluta, pactó también con Unión Valenciana aunque no lo necesitaba para gobernar.

"Tengo cultura de acuerdo. Estoy dispuesta al diálogo pero en este momento salgo a pedir la mayoría suficiente para desarrollar este compromiso", apunta Barberá, quien prefiere no imaginar un escenario con un cuatripartito de izquierda y asegura que ni se ha planteado la opción de estar en la oposición.

Ante la inminente campaña electoral, valora que su programa está "muy pegado a la gente, a la calle, a las personas" y defiende que quiere un modelo de ciudad "integradora y solidaria, inteligente y productiva, y sostenible".

Recuerda el ya anunciado proyecto de un complejo de 100 viviendas para mayores con asistencia médica y residencial colectiva y a precios asequibles y lo presenta como "una alternativa a las posibilidades de albergues y residencias que permite la independencia de las personas mayores".

Barberá anuncia que el consistorio ayudará con 340 euros al mes durante un año a las personas abocadas a un desahucio para "que puedan hacer frente a la deuda del banco", así como un programa de ayudas económicas, sociales y laborales para prevenir los embarazos no deseados y de ayuda a la maternidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA AMBAR