TENDENCIAS
05/08/2015 12:09 CEST | Actualizado 05/08/2015 16:41 CEST

Si quieres dedicarte al sector del lujo, aprende chino: 17 datos que demuestran su poder económico

FUNDACION CONSEJO ESPANA CHINA/NOLSOM COMUNICACION

Los rugidos del dragón rojo se sienten cada vez más cerca. Pese a los 10.000 kilómetros de distancia entre España y China, las conexiones son cada vez más frecuentes e intensas. El país tiene 1.300 millones de habitantes, y el pasado año, casi 300.000 vinieron a España. Se prevé que esa cifra siga subiendo, y que en menos de un lustro sean un millón los visitantes chinos que pasen por la Península.

Uno de los principales intereses que suscita la comunidad china cuando viene a España es su poder adquisitivo. Los viajeros dejan cada vez más ingresos en España, por lo que se están convirtiendo en uno de los pilares en el sector del lujo. Estas son las doce cifras que reflejan la importancia del consumo de lujo de los visitantes de China en España, que seguirá aportando mucho dinero (y mucho empleo) los próximos años

Cinco ciudades

Las ciudades españolas que centralizan el consumo de los chinos en cuanto al lujo son cinco. Las primeras que vendrán a la cabeza de muchos serán Madrid y Barcelona. Tras ellas, Marbella, Palma de Mallorca e Ibiza.

90-350-500... y creciendo

¿Cuántos clientes de lujo hay en China? ¿Hasta dónde llegar este potencial mercado? Los datos son claros y reflejan que este sector no hace más que crecer. De los más de 1.350 millones de chinos que viven en su país, ahora mismo 350 millones son potenciales clientes. Mientras que en 1995 eran apenas 90 millones, se estima que para el año 2030 sean nada menos que 500 millones.

1,1 millones de gracias

Todos esos empleos genera el sector del lujo en Europa. ¡Vengan y compren!

3,3

¿Cuánto viajan los chinos al año? Es uno de los datos más curiosos, porque la cifra es bastante alta, y aún así el gasto también lo sigue siendo. Hasta 3,3 viajes de media planean para los próximos doce meses, es decir, uno cada tres o cuatro meses.

Multiplícate por 6

Los viajes al extranjero se han multiplicado por seis entre los habitantes chinos: de 17 millones de viajeros en 2002 a nada menos que 107 millones en 2014.

Mitad y mirad

¿Viajan en viajes organizados o de forma independiente? Borra de tu cabeza a las hordas de chinos bajando de los autobuses: la mitad de ellos ya deciden hacer viajes por su cuenta en vez de depender de un grupo. El aumento del nivel de inglés también se nota: les cuesta menos viajar solos y se sueltan al hablar. Y eso ayuda, claro.

71%, bolsos y zapatos

Pero, ¿qué compran los chinos cuando vienen a España? Algo más de siete de cada diez vienen directos a por bolsos, zapatos y accesorios de lujo, un sector que se ha mantenido en primera posición durante los últimos doce meses. Después de eso, vienen a por moda de lujo (un 64%, con un ligero aumento del 62% de 2013), y después a por belleza y tratamientos prestige (un 64%), a por joyería y relojería (un 58%) y a por vinos y bebidas alcohólicas gourmet (siendo este sector del 36%, el que mayor caída sufre, desde el 52%).

3-41-56

¿Gastarán más o menos en sus próximos viajes? Más de la mitad afirman que su gasto será mayor (el 56%), mientras que el 41% cree que gastará lo mismo. Apenas nadie reducirá sus gastos: solo un 3%.

Un plan al 90%

Lo de pasar por una tienda y encapricharse de un bolso de 2.000 euros está muy lejos del perfil de compra de los chinos. El 90% de ellos viene con el plan de compra cerrado desde el origen, y apenas uno de cada diez elige en España lo que quiere. Un 5% planifica qué marcas va a comprar, un 46% decide en casa qué productos quiere y un 38% tiene claras las dos cosas: qué marcas y qué productos.

60% conectados

La lista de la compra deluxe la hacen especialmente los compradores chinos de más poder adquisitivo, que vienen de ciudades más grandes y tienen entre 30 y 34 años. La mitad (50%) confía en las webs de las marcas, y algunos de ellos en recomendaciones de amigos y familiares, pero el 60% asegura visitar las redes sociales para decidirse.

Visita del Programa Futuros Líderes Chinos —que organiza la Fundación Consejo España China— a las instalaciones que la firma Loewe tiene en Madrid, en 2013.

IMAGEN: Fundación Consejo España China/ Nolsom Comunicación Multicanal.

Seis años de evolución: 2008 vs. 2014

En apenas seis años, el informe refleja cómo ha cambiado la situación de los compradores. Hace poco más de un lustro buscaban marcas internacionales, principalmente europeas, que fueran de buena calidad. Ahora, sin embargo, se trata de encontrar un producto hecho a mano, único, que no sea exclusivamente europeo sino que ofrezca alta calidad con diseños exclusivos y que no solo ofrezcan calidad, sino que tengan detrás una historia, una tradición, con el peso de la herencia. Ahí es nada.

Cuatro pasos para comprar

La aspiración, la expresión, la experiencia, el compromiso. Así es la ruta del lujo en China, donde el comprador pasa por esas cuatro etapas. En la fase aspiracional, adquiere objetos en pequeñas dosis donde lo que prime sea el estatus. Tras ella, se pasa a una fase de expresión, donde se nota un aumento de la compra y donde los objetos adquiridos dicen algo más del comprador. La tercera es la fase experiencial, en la que como su propio nombre indica más que un producto se busca una experiencia que añada algo más a la compra. Y la cuarta y última es la de compromiso: aquí el cliente ya ha adoptado y asumido como parte de su vida ese objeto o esa experiencia de lujo. Ahí la marca ya forma parte de la vida del cliente: lo tiene en el bote, y repetirá, seguro.

42% de diferencia

¿Por qué se compra lujo? ¿Por la ostentación? ¿Por el producto en sí? Sí, un 45% elige comprar lujo por tener un producto realizado con materiales de calidad, siendo este el principal motivo de elección. El que se esgrime en segundo término, que argumentan un 42% de los consumidores, es que comprando productos de lujo buscan expresar sus gustos y sentirse diferentes. El 39% lo hace para recompensarse, el 35% para sentirse más seguro y el 32% para sentirse más atractivo.

2/3 de lujo discreto

Ha cambiado —y sigue haciéndolo— lo que compran los chinos y el tipo de lujo que buscan. Si hace unos años la mitad quería artículos de lujo discretos, ahora esa discreción es perseguida por el 66% de los compradores, que ya no buscan objetos ostentosos.

Bolsos de Loewe en su factoría de Getafe (Madrid), durante una visita del Programa Futuros Líderes Chinos —que organiza la Fundación Consejo España China— a sus instalaciones, en 2013.

IMAGEN: Fundación Consejo España China/ Nolsom Comunicación Multicanal.

632 millones de potenciales compradores online

De los aproximadamente 1.370 millones de chinos que hay en el país, 632 tienen acceso a internet, y de ellos 302 millones son compradores online, casi la mitad. En las grandes ciudades, la penetración de las compras online ya ha llegado al 91%, un 12% más que en 2013. En 2014 se realizaron 1,85 trillones (¡trillones!) de transacciones online por más de 29.000 distribuidores.

48% de compra móvil

Casi la mitad de los consumidores chinos, un 48%, compra con sus terminales móviles, un dato mucho más alto que en Occidente; por ejemplo, en Estados Unidos solo compra vía móvil un 33% de la población.

Un 90% quiere lujo

Más allá de acudir a la tienda y tocar el producto, muchos de los compradores que suelen adquirir productos en la web ya se plantean también comprar lujo online: el 71% lo ha comprado o considera comprarlo. Y de ese 71%, nueve de cada diez pretende hacerlo en los próximos 12 meses. El mercado crece imparable. Y lo que queda.

MÁS SOBRE LUJO