INTERNACIONAL
06/11/2015 16:10 CET | Actualizado 06/11/2015 16:39 CET

Vladímir Putin ordena suspender todos los vuelos rusos a Egipto

REUTERS

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dado este viernes luz verde a la recomendación del Servicio de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de suspender los vuelos a Egipto hasta que se establezcan las causas del siniestro del Airbus A-321.

"El jefe de Estado estuvo de acuerdo con esta recomendación y encargó al Gobierno ponerla en práctica, así como garantizar el regreso al país de los ciudadanos rusos" que se encuentran en Egipto, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Así, ha indicado que "el presidente también ordenó coordinarse con la parte egipcia para garantizar la seguridad de la comunicación aérea".

La orden del presidente ruso se ha producido poco después de que el jefe del FSB, Alexánder Bórtnikov, recomendara dicha medida, durante una reunión extraordinaria del Comité nacional antiterrorista de Rusia. "Hasta que no determinemos las verdaderas causas de lo ocurrido, considero conveniente suspender los vuelos de la aviación rusa a Egipto, y esto se refiere sobre todo a los canales turísticos", ha afirmado el responsable de seguridad

Según Bórtnikov, "necesitamos tener datos absolutamente objetivos y confirmados sobre las causas del siniestro del avión. Lo necesitamos para investigar las causas de la catástrofe y para informar a la opinión pública". "Este trabajo debe hacerse de la manera más escrupulosa y durante todo el tiempo que sea necesario", ha agregado.

CAMBIO EN LA POLÍTICA RUSA

Las autoridades de Estados Unidos y el Reino Unido han manifestado esta semana que una bomba colocada en la bodega pudo causar que se estrellara el avión de la compañía rusa MetroJet con 224 personas a bordo que volaba de la localidad egipcia de Sharm El Sheij a San Petersburgo.

Eso sí, las autoridades rusas han querido puntualizar que su decisión de suspender todos los vuelos a Egipto no significa que acepten la teoría de que el avión se estrelló a consecuencia de un atentado.

"La suspensión de los vuelos a Egipto no quiere decir que Rusia esté dando prioridad a la teoría de que el terrorismo es la causa del siniestro. Estamos considerando todas las posibilidades", ha recalcado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, a la agencia oficial de noticias Sputnik. El argumento oficial proporcionado por Peskov es que Rusia suspenderá los vuelos hasta que se cumpla "el nivel requerido de seguridad industrial".

El Kremlin también ha adelantado que trabajará "para garantizar la vuelta de los ciudadanos rusos" que se encuentran en el Sinaí, según las agencias de noticias locales. El organismo de turismo de Rusia (Rostourism) calcula que actualmente hay unas 45.000 personas en la península egipcia.

Este anuncio supone un giro en la política que había mantenido Moscú en los últimos días, en los que descartó riesgos para la seguridad tras el siniestro del Airbus 321 de Kogalymavia en el norte del Sinaí. La mayoría de las 224 personas que viajaban a bordo eran de nacionalidad rusa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

SOMOS LO QUE HACEMOS