POLÍTICA
19/11/2015 08:42 CET | Actualizado 19/11/2015 08:56 CET

Rajoy intenta ahuyentar el fantasma de Irak y busca el consenso político ante el ISIS

REUTERS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intenta ahuyentar el fantasma de Irak cuando falta tan solo un mes para las elecciones generales y con la guerra contra el Dáesh irrumpiendo de lleno en la agenda política tras los atentados de París. Rajoy busca el consenso entre los diferentes partidos políticos para trazar cuál será el papel de España en este conflicto y se ha comprometido a informar sobre "cualquier petición" en la lucha contra los terroristas a los principales partidos, que han reiterado su voluntad de colaboración con el Gobierno.

Según informa el diario El País, Rajoy tiene estos días el recuerdo de las consecuencias del comportamiento unilateral de Aznar ante los atentados del 11M y la guerra de Irak. Durante su viaje procedente de la cumbre del G20 en Turquía, rememoró "las funestas consecuencias" (escribe el diario) de las decisiones de su predecesor, lo que le ha llevado a perseguir un consenso con el resto de partidos políticos.

En los dos últimos días, el presidente del Gobierno con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez; Ciudadanos, Albert Rivera; Podemos, Pablo Iglesias, y el lehendakari, Íñigo Urkullu.

Según fuentes del Ejecutivo citadas por EFE, en estas conversaciones telefónicas se ha comprometido a informarles de "cualquier petición" a España en la lucha contra Dáesh (acrónimo en árabe del Estado Islámico).

Asimismo Rajoy les ha informado sobre la decisión del Gobierno de mantener el nivel de alerta 4, sobre una escala de 5, aunque reforzada en alguna áreas y ámbitos, además de las infraestructuras críticas, como centrales nucleares, aeropuertos, puertos o instalaciones hidroeléctricas.

LAS POSTURAS DE LOS CANDIDATOS

Pedro Sánchez ha asegurado que ante el terrorismo "no cabe el partidismo" y "no puede haber divisiones", por lo que ha expresado la necesidad de que los políticos "estén a la altura'"

El líder del PSOE ha reiterado su invitación para que todos los partidos se sumen al pacto contra el terrorismo yihadista firmado entre el PSOE y el PP, ante la postura reacia de Podemos e IU.

Por su parte, Pablo Iglesias ha dicho que en su conversación con Rajoy le ha trasmitido su voluntad de colaborar con el Ejecutivo y todas las fuerzas políticas en la búsqueda de respuestas a la amenaza yihadista.

Iglesias ha explicado que ha percibido al presidente del Gobierno "mucho más consciente de la gravedad, complejidad y delicadeza de la situación" que al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de quien ha señalado que 'con sus aspavientos y su sobreactuación belicista' se parece mucho "al Aznar de las Azores".

Asimismo, Iglesias ha confirmado que Podemos que promoverá, en el caso de llegar al Gobierno, la medida que ya lleva en su programa de las generales y que pasa por consultar el referéndum a la ciudadanía la participación de España "en operaciones militares internacionales de calado".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha asegurado haber hablado estos días en "varias ocasiones" con Rajoy y con la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, ha pedido no hacer "eslóganes", en referencia a Podemos, porque de lo que se trata es de "llegar a acuerdos" y "defender los intereses comunes" tanto en España como en Europa.

El líder de Ciudadanos también ha destacado que ha trasladado a Rajoy su apoyo si hay que tomar "medidas coordinadas dentro del marco de la OTAN y dentro de las resoluciones de la ONU" para "cualquier actuación que tenga que llevar España dentro de los próximos meses".

La decisión tiene que ser democrática y respaladada y legitimada por la mayoría de la sociedad y no solo por unos pocos partidos.

Sin embargo, el candidato de IU-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, se ha sumado a la propuesta de Podemos sobre la necesidad de convocar un referéndum para que los ciudadanos decidan si apoyan o no la participación de España en la operación militar de Siria contra el Estado Islámico.

Para Garzón, la eventual intervención de España en la guerra en Siria tras la petición de Francia tiene que ser "una decisión democrática y respaldada y legitimada por la mayoría de la sociedad, y no solo por unos pocos partidos en una pequeña mesa".

URKULLU Y REVILLA: NO A LA GUERRA

Los presidentes de Euskadi y Cantabria, Íñigo Urkullu y Miguel Ángel Revilla, respectivamente, han coincidido en rechazar que la guerra sea la respuesta adecuada al terrorismo yihadista y han apostado por profundizar en sus causas y por buscar otras vías de solución.

Urkullu y Revilla, que se han reunido por primera vez para hablar de infraestructuras, sanidad y educación, se han mostrado contrarios a 'los bombardeos' .

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...