INTERNACIONAL
07/01/2016 12:43 CET | Actualizado 07/01/2016 16:06 CET

Abatido un hombre con un falso cinturón de explosivos junto a una comisaría de París

Un hombre ha muerto tiroteado junto una comisaría del norte de París. Según fuentes gubernamentales citadas por AFP, portaba un cuchillo con el que intentó entrar en la comisaría y los agentes sospecharon que llevaba explosivos. Sin embargo, varias fuentes citadas por Reuters y AFP aseguran que el cinturón de explosivos era falso.

Según una fuente judicial citada por AFP, el hombre portaba un dispositivo que parecía ser un chaleco explosivo del que salían unos cables, sin embargo "no contenía explosivos".

Además, un papel con una bandera de la organización yihadista Estado Islámico (EI) y una reivindicación escrita en árabe fueron halladas al inspeccionar su cadáver.

En un comunicado, el Ministerio Público francés explicó que la sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha asumido la investigación por el cargo de "tentativa de asesinato sobre personas depositarias de la autoridad pública en relación con un proyecto terrorista".

Los hechos se han producido en el día en el que se cumple un año de la matanza de Charlie Hebdo, delante de la comisaría del barrio de la Goutte d'Or, en el que vive una importante población de origen magrebí y del África subsahariana.

(Sigue leyendo después del mapa...)

La emisora 'France Info' indicó que un hombre que trataba de entrar en los locales de la policía al grito de Allahu Akbar (Alá es grande) fue abatido por los agentes.

El asaltante "ha intentado agredir a un Policía en la entrada de la comisaría antes de ser alcanzado por los disparos de respuesta de los agentes", ha relatado el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, confirmando que antes de atacar, en torno a mediodía, habría gritado "Allah Akbar".

El individuo portaba "un cuchillo y un dispositivo que podría ser un cinturón de explosivos", ha explicado el portavoz del Ministerio a France Info. Esta información ha sido posteriormente desmentida por varias fuentes, entre ellas una del ministerio del Interior que han asegurado que el dispositivo sospechoso no contenía explosivos.

La periodista del New York Times Anna Polonyi se encuentra en la zona y ha subido imágenes del suceso en Twitter.

Por el momento no hay más datos sobre la identidad del sospechoso ni las circunstancias en que se han producido los hechos. Según Le Monde, la Policía ha solicitado a los residentes de la zona que cierren las ventanas y que no se asomen a los balcones.