POLÍTICA
12/01/2016 07:12 CET | Actualizado 12/01/2016 07:12 CET

Quién es quién en el caso Madrid Arena

El empresario Miguel Ángel Flores encabeza la lista de los 15 procesados que serán juzgados a partir del martes en la Audiencia Provincial por la tragedia del Madrid Arena, que provocó la muerte de cinco jóvenes el 1 de noviembre de 2012.

A Flores y a otros once acusados, el fiscal les imputa cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y dieciséis de lesiones también por imprudencia grave, mientras que a los dos médicos se les imputan tres delitos de homicidio por imprudencia grave profesional.

Las penas que solicita la Fiscalía oscilan entre los cuatro años para Flores, tres años para once acusados, y dos años y medio de prisión para los dos médicos. Para Emilio Monteagudo, jefe de Policía cuando sucedió la avalancha que mató a las chicas, pide que se sobresea la causa, aunque las acusaciones reclaman tres años de cárcel.

MIGUEL ÁNGEL FLORES

Máximo responsable de la empresa organizadora del evento en que ocurrió la tragedia, Diviertt. El fiscal considera que, con "un claro ánimo de enriquecerse", vendió más entradas de las que permitía el aforo (un mínimo de 22.800, frente a 10.620 permitidas). Se le acusa de impulsar las acciones que elevaron el riesgo de que se produjesen las muertes.

EMILIO MONTEAGUDO

Exjefe de la Policía Municipal. El juez dijo que la Policía no evitó el botellón, sino que tuvo "una actitud contemplativa y muy alejada de sus obligaciones", pero para la Fiscalía, el botellón no tuvo nada que ver con los hechos.

SANTIAGO ROJO

Director general y número 2 de Diviertt. El fiscal afirma que el riesgo que suponía ya la venta "excesiva" de entradas fue incrementado cuando Flores, Del Amo, Morcillo y Rojo decidieron que entraran en el pabellón el mayor número de personas "en el menor tiempo posible".

Cerró los accesos a los anillos superiores y concentró a los asistentes, que accedieron masivamente a la pista.

MIGUEL ÁNGEL MORCILLO

Jefe de personal y número 3 de Diviertt. Tenía conocimiento de que las barras de bebidas bloqueaban las salidas y abrió como entradas normales vías de evacuación por las que entraron cientos de jóvenes, saturando la pista.

RAFAEL PASTOR

Director del Departamento de Seguridad de Madridec, empresa municipal que explotaba el pabellón. Presenció todos los fallos de seguridad y consintió que el evento continuara celebrándose. Dijo ante el juez que no tenía potestad para pararlo.

FRANCISCO DEL AMO

Coordinador de proyectos del Departamento de Operaciones de Madridec. Manifestó al juez que, a pesar de que a las 04:20 horas Flores le informó de que había dos niñas muertas, se llegó al acuerdo de que siguiera la fiesta hasta las seis de la mañana.

JOSÉ RUÍZ

Técnico de operaciones de Madridec. No dio la voz de alarma ante la utilización de la salida de emergencia como entrada y no se dio cuenta de que había más personas del aforo permitido.

JUAN JOSÉ PARÍS NALDA

Coordinador jefe de Seguriber, compañía que se ocupaba de la seguridad exterior del recinto. Señaló ante el magistrado que, en un momento de la noche, Del Amo le dio la orden de que la requisa se agilizase y se hiciese más liviana.

RAÚL MONTERDE

Coordinador jefe de Seguriber junto a París Nalda. Al igual que éste, permitió que la gente entrara sin control.

JOSÉ ANTONIO DÍAZ

Jefe de equipo de Seguriber. Tuvo un "lamentable" papel protagonista en la apertura del portón, tras recibir la petición de Rojo y Del Amo, destaca el juez.

ROBERTO MATEOS

Encargado del control de las cámaras del recinto. No estaba en su puesto de trabajo en el cuarto en torno a las 03:40 horas, cuando ocurrió la avalancha mortal.

CARLOS MANZANARES

Socio mayoritario de Kontrol 34, empresa encargada de la seguridad interior del recinto. Ordenó a sus empleados que cerraran vías de evacuación de la pista central y, aunque estuvo presente toda la noche, no ejerció control alguno sobre sus trabajadores durante la tragedia.

EMILIO BELLIARD

Socio minoritario de Kontrol 34. No dio instrucciones a sus empleados para evitar la tragedia ni supervisó su trabajo. No les formó en situaciones de emergencias ni sobre cómo actuar en las salidas de evacuación.

SIMÓN VIÑALS

Responsable del equipo médico contratado para el evento. El fiscal afirma que, al atender a tres de las menores víctimas de los hechos, ni él si su hijo "fueron capaces de reconocer que, al menos dos de ellas, estaban en parada cardiorrespiratoria" y "enseguida diagnosticaron erróneamente que estaban fallecidas".

CARLOS VIÑALS