INTERNACIONAL
12/01/2016 10:13 CET | Actualizado 12/01/2016 19:23 CET

Una explosión en el centro turístico de Estambul deja al menos 10 muertos

Al menos diez personas han muerto y otras 15 han resultado heridas por la explosión registrada este martes en la plaza de Sultanahmet, en el centro turístico de Estambul.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha confirmado la teoría del atentado y ha asegurado que, según los primeros indicios, el responsable habría sido un terrorista suicida procedente de Siria. Según el primer ministro, Ahmet Davutoglu, el atacante ha sido ya identificado y es militante del Estado Islámico. Las 10 víctimas mortales, según ha dicho, son extranjeras.

En una comparecencia ante los medios, el jefe de Gobierno ha asegurado que el responsable del atentado es un ciudadano saudí que combatía en Siria en las filas de Estado Islámico. Según la agencia Dogan, se trata de Nabil Fadli, nacido en el año 1988.

El viceprimer ministro, Numan Kurtulmus, ha contado después que el atacante entró recientemente en el país y no está en la lista de terroristas sospechosos, que contiene miles de nombres.

Erdogan ha informado de que entre los 15 heridos figuran tanto turcos como extranjeros. Ocho de los fallecidos son alemanes, según ha confirmado el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. Su homóloga peruana, Ana María Sánchez, ha informado por su parte de que uno de los muertos es de su país.

Erdogan ha confirmado que el atentado lo ha perpetrado un suicida

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España no tiene constancia "por el momento" de que haya ciudadanos españoles afectados por la explosión.

Erdogan ha subrayado que Turquía es objetivo para todos los grupos terroristas de la región y ha advertido de que el Estado combatirá a todos por igual. A mediados del año pasado, Ankara lanzó una ofensiva coordinada contra el terrorismo que incluía tanto al Estado Islámico como al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

TRAS LA PISTA DEL ESTADO ISLÁMICO

Los cuerpos de seguridad turcos habían dicho antes de que Erdogan interviniera que sospechaban que el grupo terrorista Estado Islámico estaba detrás de la explosión, si bien oficialmente ningún grupo se ha atribuido este supuesto atentado. Fuentes de seguridad citadas por el periódico Hurriyet han reconocido que el EI es el principal sospechoso, algo con lo que también coinciden otros responsables consultadas por la agencia Reuters. Según estas fuentes, existe una alta probabilidad de que así sea.

La explosión ha ocurrido a las 10.20 de la mañana (09.10 hora española) junto al obelisco Teodosio, cerca de la Mezquita Azul de Estambul, en la turística zona de Sultanahmet, y se ha podido escuchar desde más de un kilómetro de distancia, como ha podido comprobar la agencia Efe.

Los agentes de seguridad han acordonado la zona

REUNIÓN DE EMERGENCIA

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, está presidiendo una reunión de emergencia en la que participan los responsables de Interior, Sanidad y Asuntos Exteriores, así como responsables de los servicios de inteligencia y seguridad.

El barrio de Estambul atacado es el más frecuentado por los turistas, ya que en él se encuentran la Mezquita Azul y Santa Sofía, dos de los principales monumentos de la ciudad del Bósforo. La policía se ha apresurado a evacuar la plaza por temor a que pueda haber otros artefactos explosivos.

Un reportero de la edición turca de la CNN que se encuentra en el lugar de los hechos ha relatado que ha visto "un gran número de heridos, la mayoría turistas". Algunos de estos heridos ya han sido evacuados a los hospitales, según las imágenes difundidas por los medios turcos.

Sin embargo, cuesta saber qué está ocurriendo ya que muchos periodistas desplazados hasta la zona denuncian la falta de información y cómo los medios locales han dejado de informar sobre lo sucedido.

Essta es la segunda vez en este nuevo año que Estambul sufre un ataque terrorista. Turquía ha sido escenario frecuente de atentados, reivindicados por distintas organizaciones terrroristas. El pasado 10 de octubre, alrededor de un centenar de personas murieron en un atentado en Ankara.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...