INTERNACIONAL
13/01/2016 09:41 CET | Actualizado 13/01/2016 09:41 CET

Turquía detiene a 68 personas por vínculos con el Estado Islámico tras el atentado de Estambul

GETTY

Un total de 68 personas, entre ellas tres rusos y 15 sirios, han sido arrestadas este miércoles tras el atentado suicida de este martes en el centro de Estambul. Se les acusa de estar relacionados con el Estado Islámico (Daesh), al que se atribuye el ataque, que ha dejado 10 muertos.

Según la agencia Dogan, entre los sospechosos se cuentan tres rusos que fueron detenidos en Antalya, en la costa mediterránea, y un ciudadano turco que fue arrestado en Ankara junto con los 15 detenidos sirios, que serán deportados. Las fuerzas de seguridad se han incautado de documentos en los lugares donde se han producido los arrestos.

El arresto de los tres rusos se produce en un momento en que la relación entre Ankara y Moscú se encuentra en mínimos a raíz del derribo, el pasado 24 de noviembre, de un avión ruso por parte del Ejército turco, por haber entrado presuntamente en su espacio aéreo junto a la frontera con Siria.

La Policía sospecha que los detenidos estaban recogiendo información sobre edificios públicos en la capital. La redada de mayor envergadura se ha producido en Sanliurfa, cerca de la frontera con Siria, donde 21 sospechosos han sido detenidos.

IMPLICADOS MENORES DE EDAD

En Kilis, justo en la frontera siria, han sido detenidos otros cuatro extranjeros que se cree que llegaron desde Siria y están acusados de pertenecer al Daesh. Dos de ellos son menores de edad y han sido entregados a parientes, mientras que los dos adultos han sido acusados de pertenencia a banda terrorista.

Otros 21 sospechosos han sido detenidos en ciudades de la provincia sureña de Mersin, en la vecina Adana y en Diyarbakir, la principal ciudad de las regiones de mayoría kurda.

Los servicios de inteligencia turcos ya habían advertido a mediados de diciembre de que el Dáesh estaba preparando ataques contra turistas en Turquía, según el diario Hürriyet. Una nueva advertencia del día 4 de enero prevenía sobre posibles ataques a países extranjeros, incluidos Alemania, Holanda y Francia, y facilitaba el nombre de 13 potenciales terroristas suicidas.

Los partidos opositores CHP, socialdemócrata, y MHP, nacionalista, han criticado que la falta de seguridad y los fallos en el servicio de inteligencia permitieron el ataque.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

SOMOS LO QUE HACEMOS