POLÍTICA
01/02/2016 09:53 CET | Actualizado 01/02/2016 09:53 CET

Se escapa la oportunidad histórica

GETTY

La democracia española sigue pendiente de la segunda ronda de consultas que lleva a cabo el rey y a la que los dos principales candidatos a la investidura llegan mirando más a sus propios partidos que al resto...



Nos encontramos ante una alternativa aristotélica para el profesor Ramón Marimón porque "el fin de bipartidismo parecía una gran ocasión para abordar reformas de calado y acabar con la alternancia de miras estrechas. ¿Vamos a perder otra ocasión histórica?", se pregunta en El País.

Así lo parece, a la vista de su titular de apertura: "El PP presiona al rey para que no ofrezca la investidura a Rajoy". La explicación la hallamos en La Voz de Galicia: "Rajoy fía su futuro político al fracaso de Sánchez y a nuevas elecciones". Una alternativa que, según La Vanguardia, no conviene al PP, al que le van a seguir estallando casos de corrupción.

Tampoco al PSOE, a cuyo líder "le espera lo más difícil: lograr unos acuerdos a varias bandas que hagan posible un gobierno, probablemente el más débil desde la restauración de la democracia". En esta línea argumental, El País, en su editorial, considera que el PSOE está "entre dos males": formar un gobierno que será boicoteado sistemáticamente por el PP o arriesgarse a unas nuevas elecciones "de incierto resultado".  



Y de hecho, la agitación es máxima en la prensa conservadora ante la posibilidad de un gobierno del PSOE, a la luz de comentarios y editoriales...



"Sánchez, en un callejón sin salida", resume su posición ABC en su editorial, y hay unanimidad en sus cuatro columnistas políticos. Desde Ignacio Camacho a Juan Manuel de Prada, pasando por Gabriel Albiac e Isabel San Sebastían, todos coinciden en que la consulta a la bases sobre un eventual acuerdo supone una "podemización" del PSOE.

Hay otras alternativas, a juicio de Enric Juliana en La Vanguardia: "Acercarse a los emergentes y robarles sustancia renovadora. Pactar un programa de centroizquierda con Ciudadanos y colocar a los de Pablo Iglesias ante un dilema: o nosotros o el PP. En los últimos siete días no ha habido ningún contacto oficial entre el PSOE y Podemos". 



Otro proceso electoral va a acaparar la atención de los medios hasta finales de año: la carrera hacia la Casa Blanca...



Una carrera que, en esta ocasión, es "la oportunidad de los outsiders", como apunta la revista The Economist. Uno de ellos es Donald Trump, un fenómeno, como le denomina El País, que se enfrenta al proceso de primarias en el que "en asambleas vecinales, los votantes van a medir la fuerza real" del multimillonario, que sigue acaparando portadas.

Der Spiegel lleva a la suya una foto de Trump y hace un juego de palabras con el eslogan de Obama: "Sí, yo puedo". Edward Luce, en Financial Times, considera que una victoria de "The Donald" sería una mala señal de la situación de la democracia estadounidense, pero se pregunta si el Gobierno puede ser capaz de pararla.

El establishment también está preocupado por Bernie Sanders en el bando demócrata, nos cuenta el Washington Post, hasta el punto de que Bill Clinton, en declaraciones a ABC, muestra el lado más izquierdista de su esposa y candidata demócrata, al asegurar que "Hillary avisó a Wall Street de que, si no cambiaban, el país quebraría". El New York Times prevé una rebelión del electorado contra la "casta" del Capitolio. 



A este lado del Atlántico, un día más constatamos "el fracaso de Europa ante la crisis humanitaria"...



Así lo estima El Periódico de Catalunya, que dedica su tema de apertura a la alerta lanzada por Europol de que "10.000 niños refugiados están perdidos en la Unión Europea". Muchos de ellos, en manos de las mafias.

Desde Alemania, se alzan las primeras voces para ayudar a Grecia. En el Frankfurter, Holger Steltzner considera que "Berlín necesita a Atenas" y aboga por suavizar las exigencias económicas en la reforma de las pensiones, que podrían llevar al país a unas nuevas elecciones. El diario To Vima considera que todos los partidos las reclaman. 

En Melilla, otro aspecto de la misma realidad: "Los niños polizones de las calles de Melilla". Un reportaje de Juan Jiménez Gálvez para El País describe la vida cotidiana de estos chavales, más de medio millar de menores magrebíes que "duermen al raso, se drogan, sufren abusos y sueñan con cruzar el Estrecho". Los centros de tutela están saturados, y el Defensor del Pueblo y las ONGs reclaman más medidas asistenciales y educativas. 



El tuit de ésta mañana es una interesante pregunta...



"¿Es Internet más inteligente que sus usuarios?". Javier Sampedro intenta responderla en El Acento de El País a través de la denominada "inteligencia colectiva", que se da hasta en insectos como las hormigas o las abejas. No se pierdan la respuesta.