INTERNACIONAL
22/01/2017 16:21 CET | Actualizado 22/01/2017 16:21 CET

Trump y su equipo usan mentiras para acusar a la prensa de mentir

REUTERS

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó el primer día de su recién estrenada presidencia para señalar al que va a ser uno de sus enemigos durante su mandato: la prensa.

Durante su intervención en la sede de la CIA (el servicio secreto estadounidense), Trump acusó a los medios de comunicación de mentir en referencia a la cantidad de gente que asistió a su toma de posesión en Washington D.C.

"Mientras estaba haciendo el discurso miraba y veía como un millón o un millón y medio de personas", dijo Trump antes de acusar a la prensa de mostrar imágenes en las que había menos gente para criticarle y de afirmar que había unas 250.000 personas. "No está mal, pero es una mentira. Y les hemos cazado y van a pagar un alto precio por ello", amenazó.

Pero no quedó ahí el ataque de la administración Trump a los medios de comunicación. Poco después, desde la Casa Blanca, el portavoz Sean Spicer redobló la ofensiva.

"Fue la toma de posesión con mayor asistencia de la historia, punto", sentenció Spicer al poco de iniciar su primera intervención como portavoz de la Casa Blanca. "Estos intentos por reducir el entusiasmo por la toma de posesión son vergonzosos y erróneos", remató Spicer, en referencia a los datos que había publicado la prensa.

UNA COLECCIÓN DE MENTIRAS

El problema para Spicer y para el equipo de Trump es que esos datos no procedían de la prensa sino de las autoridades de la ciudad de Washington, que aseguraron que entre 800.000 y 900.000 personas asistieron a la toma de posesión de Trump, la mitad de los 1,8 millones que acudieron a la de Obama en 2009.

Además, según asegura la CNN, Spicer aportó datos falsos sobre el número de viajeros registrados en el Metro de Washington durante la toma de posesión de Trump. El portavoz de la Casa Blanca habló de 420.000 viajeros el viernes y dijo que en la última investidura de Obama hubo 317.000.

En realidad, el viernes hubo 570.557 viajeros, que se quedaron muy lejos de los 782.000 registrados en 2013 durante la última toma de posesión de Obama.

LAS IMÁGENES

Pero por si Trump, Spicer y compañía tienen alguna duda, para algo están las imágenes que dan buena cuenta de la realidad:


Por si acaso, Trump ha vuelto a conectarse a Twitter para lanzar un nuevo dardo a los medios de comunicación alardeando de audiencias televisivas: "¡Guau! Las audiencias de televisión acaban de salir: 31 millones de personas vieron la toma de posesión, ¡11 más que la mejor audiencia de hace cuatro años!"