INTERNACIONAL
26/01/2018 11:57 CET | Actualizado 26/01/2018 12:48 CET

Cuatro presentadores de la BBC se bajan el sueldo por la brecha salarial

A sus pies.

Suzanne Plunkett / Reuters

Utilizar sus privilegios de hombre para ayudar a combatir la discriminación de la mujer. Es lo que han hecho cuatro de los presentadores estrella de la radio televisión pública británica BBC, que se han puesto de acuerdo para bajarse el sueldo tras la revelación de que los periodistas de la compañía ganan bastante más que sus compañeras de trabajo a pesar de que realicen funciones similares.

En los últimos años, el movimiento feminista ha cobrado fuerza y las mujeres se están empoderando y saliendo a la calle a luchar por sus derechos. Pero es mucho más difícil que los hombres tomen conciencia de que tienen más privilegios sólo por el hecho de ser hombres y se desprendan de ellos.

Es lo que han hecho los presentadores de radio Jeremy Vine y John Humphrys, el presentador de telediario Huw Edwards y el director para América del Norte, Jon Sopel. La compañía ha manifestado que todavía no se conoce la magnitud de las bajadas de sueldo.

¡G-R-A-C-I-A-S!

En 2017 (SÍ, LEES BIEN: EN EL SIGLO XXI), la corporación se vio obligada a desvelar que dos tercios de los presentadores con los mayores sueldos eran hombres. Una de las consecuencias más grandes de esta revelación ha sido la dimisión en diciembre de la directora para China de la BBC, Carrie Gracie, que renunció para luchar contra lo que definió como "la cultura hermética e ilegal de salarios en la BBC".

Gracie cobraba considerablemente menos que los hombres en puestos similares dentro de la compañía. Sopel, por ejemplo, cobra entre 200.000 y 249.999 libras al año (entre 230.000 y 285.000 euros), mientras que Gracie percibía 135.000 libras (155.000 euros).

El que más cobraba de los cuatro era Jeremy Vine, que recibía entre 700.000 y 749.999 libras (entre 800.000 y 860.000 euros) por su trabajo en radio y televisión. El salario de Humphrys en calidad de presentador del programa de radio 'Today' estaba entre las 600.000 y las 649.000 libras (entre 690.000 y 745.000 euros). Edwards, por su parte, cobraba entre 550.000 y 599.999 (entre 630.000 y 690.000 euros).

Tony Hall y Carrie Gracie tendrán que responder el próximo miércoles a las preguntas de una comisión de parlamentarios sobre los sueldos en la BBC.

SE COMPROMETEN A ACABAR CON LA DIFERENCIA

El director general de la empresa pública, Tony Hall, se ha comprometido a acabar con la diferencia salarial entre hombres y mujeres para 2020, pero los legisladores y los propios periodistas de la BBC han criticado a la corporación por no actuar en este aspecto lo suficientemente rápido.

Los medios de comunicación rivales mantienen un gran escrutinio y son mucho más exigentes en cuanto a la calidad de la BBC, dado que la compañía recibe fondos de un canon impuesto a los televidentes. La revelación de los sueldos, que la BBC había tratado de evitar, ha puesto de manifiesto un debate más amplio sobre la desigualdad de género.

UN GRAN PASO QUE NO ES SUFICIENTE

Los presentadores han dado un gran paso con este gesto a favor de los derechos de las mujeres y, más aún, teniendo en cuenta que al ser personajes públicos pueden visibilizar este tipo de discriminaciones. Pero no es suficiente.

El único país del mundo que obliga a las empresas a acabar con la brecha salarial ha sido Islandia y en enero de este año. Por eso, no es sólo una cuestión o decisión de grandes empresarios, que también, sino que debe estar escrito en la ley y los Gobiernos deben hacerse cargo de esta gran diferencia que, sobre todo con la crisis económica, hace que aumente la desigualdad en el país.

NO ES SÓLO LA BBC

Aunque parezca escandaloso, las diferencias salariales no se dan sólo en la BBC. Sin ir más lejos, en España, las mujeres trabajan de media dos meses gratis en comparación con los hombres. Este miércoles, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo en una entrevista que no quería "meterse" en este tema.

Todo muy tranquilizador, ¿verdad?

Para leer más noticias como ésta síguenos en El HuffPost Feminismos.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST