INTERNACIONAL
22/02/2018 17:50 CET | Actualizado 22/02/2018 19:17 CET

La NRA culpa del tiroteo en Florida al FBI, al sistema de salud mental y a la ausencia de armas en los colegios

El líder de la Asociación Nacional del Rifle cree que las escuelas estadounidenses son un "blanco fácil".

La culpa del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en un instituto de Florida la semana pasada es del FBI, el sistema de salud mental y de que los centros educativos sean zonas libres de armas, según Wayne Lapierre, líder de la Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos (NRA). Entre su lista de razones para explicar el tiroteo no han figurado en ningún momento las propias armas.

Lapierre, que ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), ha empezado su discurso cargando contra los medios de comunicación, a los que ha tildado de "oportunistas", por utilizar la masacre en un instituto de Florida para impulsar una agenda política.

Ha denunciado "la vergonzosa politización de una tragedia". "Es una estrategia clásica sacada del libro de jugadas de un movimiento venenoso", ha añadido Lapierre, atacando a su turno a supuestos "socialistas" en la izquierda estadounidense y los medios masivos. En ningún momento ha hecho mención alguna a los jóvenes supervivientes de la masacre, que han pedido que se regule el mercado de las armas en EE UU.

El líder de la NRA, el mayor lobby a favor de las armas de Estados Unidos, cree que "las élites" odian la segunda enmienda de la constitución estadounidense, que permite a los civiles adquirir y portar armas. "Su solución es haceros a todos vosotros menos libres. Quieren tapar el fracaso de la seguridad en las escuelas, el fracaso de la familia, el fracaso del sistema de salud mental estadounidense e incluso el increíble fracaso del FBI", ha remachado.

LAS ESCUELAS, OBJETIVOS

Las escuelas en Estados Unidos están designadas como zonas libres de armas, algo que para Lapierre es una de las razones de que sean objetivos. Ha sugerido que los niños estadounidenses van a colegios que son un "blanco fácil" para cualquier persona que quiera cometer una masacre. Y ha añadido que para acabar con "un tipo malo con un arma" hace falta "otro tipo bueno con un arma".

"Que dios nos ayude si no reforzamos nuestras escuelas y protegemos a nuestros hijos. Toda la idea de algunos de nuestros oponentes de que las armas nos hacen estar menos seguros es completamente ridícula", ha opinado antes de añadir que debería haber más seguridad en los campus.

"Cualquier escuela estadounidense que necesite orientación profesional y ayuda para organizar y definir estas soluciones debería ponerse en contacto con el programa de blindaje escolar de la NRA. Proveeremos inmediatamente con asistencia de forma gratuita a cualquier colegio en Estados Unidos", ha dicho Lapierre.

CORRUPCIÓN EN EL FBI

A pesar de que el líder de la NRA ha asegurado que no hay mayor defensor de las fuerzas de seguridad que su organización, ha puesto en la picota al FBI, al que ha criticado por no estar libre "de su propia corrupción" y de la falta de ética de sus agentes.

El FBI ha admitido que falló en el seguimiento de una pista sobre Nikolas Cruz, el tirador de 19 años que perpetró la matanza en el instituto do de Florida y que tiene antecedentes de trastornos mentales. El presidente, Donald Trump, culpó al FBI de la masacre por estar sus agentes demasiado centrados en la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones y propuso que los profesores vayan armados para evitar sucesos similares.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE