ECONOMÍA
06/03/2018 02:01 CET | Actualizado 06/03/2018 16:40 CET

Los padres empiezan a responsabilizarse del cuidado de los hijos

Los permisos de paternidad encadenan tres años de aumento, a pesar de la caída de la natalidad.

John Wilhelm is a photoholic via Getty Images

Un hito histórico. Si se mantiene la tendencia de los últimos años, el número de solicitudes de permisos de paternidad superará este año a los de maternidad por primera vez en la historia. De hecho, ese sorpasso ya se produjo en 8 comunidades autónomas y Ceuta en 2017. "La sociedad va por delante de las leyes, demanda igualdad real, unos permisos igualitarios", afirma con rotundidad Ángeles Briñón, portavoz de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA).

En la actualidad, el permiso de maternidad consta de seis semanas obligatorias y otras diez más que pueden compartirse con el padre. Aunque esto únicamente ocurrió en el 1,8% de los casos el año pasado. El de paternidad dura cuatro semanas. La Seguridad Social paga por ambos subsidios el 100% del sueldo bruto que reciban los progenitores, aunque posteriormente hay que ajustar cuentas con Hacienda en la declaración de la renta.

Los augurios pesimistas que hicieron algunos expertos sobre la ampliación de los permisos de paternidad no se han cumplido. El aumento a cuatro semanas el año pasado no hizo que menos trabajadores lo solicitaran por miedo a las represalias. Al contrario, se elevaron las peticiones un 8% en 2017.

Lo que ocurrió en esos 12 meses, en los que descendieron tanto la natalidad como las solicitudes de permisos de maternidad, no fue algo totalmente nuevo. De hecho, las solicitudes de la prestación por paternidad acumulan tres años de incrementos consecutivos, mientras que las de maternidad caen desde 2008, según los datos del Ministerio de Empleo.

Las solicitudes de la prestación por paternidad acumulan tres años de incrementos consecutivos, mientras que las de maternidad caen desde 2008

Cada vez más cerca de la igualdad

La distancia entre ambos permisos ascendía a casi 80.000 en 2008, que fue el primer año completo en el que los padres contaron con un permiso de 15 días. Esta diferencia se ha reducido considerablemente el año pasado: las madres pidieron 3.696 permisos más que los padres.

Así han evolucionado los permisos de maternidad y paternidad desde la entrada en vigor de la Ley de Igualdad, en marzo de 2007:

Si no puedes ver el gráfico, sigue este enlace.

Las comparaciones han de hacerse con cautela, dado que muchas circunstancias influyen sobre las cifras. Por ejemplo, el número de varones afiliados a la Seguridad Social supera en más de un millón al de mujeres. "La maternidad discrimina. Las mujeres están penalizadas en el mercado laboral", señala Briñón. Además, no hay cifras de cuántas prestaciones han sido solicitadas por parejas formadas por personas del mismo sexo o madres solteras.

La ampliación a cuatro semanas llegó tarde

Los padres de los bebés nacidos o adoptados desde el pasado 1 de enero de 2017 pueden disfrutar de cuatro semanas de permiso para cuidar a sus hijos, gracias a una ampliación pactada entre el PP y Ciudadanos con motivo de los Presupuestos Generales de 2017.

"Me siento orgullosa de que se hayan aumentado, gracias a que nos sentamos a pactar los presupuestos y, por eso, pedimos que el PSOE también se siente a negociar", afirma la diputada Patricia Reyes, responsable del área mujer de Ciudadanos, a El HuffPost.

En realidad, este permiso de cuatro semanas fue aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La ley de Igualdad (2007) daba un margen de seis años para llevar a cabo la ampliación, hasta 2013. Dos años más tarde, los grupos parlamentarios de PSOE y CiU acordaron una reducción de este plazo para que entrara en vigor a partir del 1 de enero de 2011, según recuerda Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso, a El HuffPost.

Sin embargo, la ampliación se suspendió año tras año por falta de financiación en cada Ley de Presupuestos Generales que se aprobaba en el Congreso. A pesar de las promesas electorales, cuando finalmente se aprobó, acumulaba seis años de retraso.

El Gobierno ampliará de forma progresiva y gradual, la duración de la suspensión del contrato de trabajo por paternidad (...) hasta alcanzar el objetivo de cuatro semanas de este permiso de paternidad a los seis años de la entrada en vigor de la presente Ley.Ley de Igualdad (2007)

Incumplimiento del pacto de investidura

Este año estaba prevista la ampliación del permiso de paternidad a cinco semanas. Debía entrar en vigor el 1 de enero de 2018, según anunció Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

Sin embargo, la falta de presupuestos fue la excusa utilizada por el Gobierno de Mariano Rajoy para retrasar la adopción de esta medida. El Ejecutivo podría haber aprobado un real decreto para implantar esta ampliación, como hizo con la subida de las pensiones. Sin embargo, este asunto no ha sido considerado como prioritario.

La baja natalidad es uno de los grandes problemas de este país y se arregla facilitando que la gente tenga hijos.Jaume, padre

Esta ampliación supone un incumplimiento del pacto de investidura que firmaron Albert Rivera y Mariano Rajoy en agosto de 2016. Este acuerdo era más ambicioso y pretendía ampliar en cuatro semanas el permiso de paternidad en 2017 y en otras cuatro semanas en 2018. Es decir, que el permiso de paternidad durara diez semanas a partir de este año. De momento, únicamente se ha ampliado en dos.

El pacto cifraba el coste de esta ampliación del permiso de paternidad en 400 millones de euros en 2017 y otros 800 millones anuales, a partir de 2018. Al haberse ampliado únicamente dos semanas en vez de las cuatro previstas, el incremento del gasto en 2017 se ha quedado en la mitad, cerca de 194 millones de euros, según los datos de la Seguridad Social.

El HuffPost

"Los números había que cuadrarlos y hubo un compromiso de que al final de la legislatura se equipararían. La intención es llegar a los permisos de ocho semanas para cada uno de los miembros de la pareja y otras diez semanas a elección de la pareja", explica Reyes.

Los números había que cuadrarlos y hubo un compromiso de que al final de la legislatura se equipararíanPatricia Reyes, Ciudadanos

Una ampliación insuficiente

La ampliación a cinco semanas pactada por Ciudadanos y PP es considerada insuficiente por las asociaciones y los afectados. "Es necesario que se aumenten los permisos. La baja natalidad es uno de los grandes problemas de este país y se arregla facilitando que la gente tenga hijos", señala Jaume, un padre primerizo.

"Esta ampliación hace que no se plantee el debate para que los permisos lleguen a una igualdad. La ley tiene que hacerse para lograr la igualdad, no para promover políticas familiaristas que hagan recaer el trabajo de cuidados sobre la mujer. Ciudadanos está a favor de los permisos de paternidad como parte de la pareja. Nosotros pensamos que los derechos pertenecen a los individuos", afirma Briñón.

Nosotros pensamos que los derechos pertenecen a los individuosÁngeles Briñón, PPiiNA

PPiiNA propone un permiso parental de 16 semanas para cada progenitor, que sea intransferible y pagado al 100% o cerca de ese porcentaje. Este permiso se dividiría en dos partes: un permiso parental inicial de dos semanas y otro permiso para la crianza, que dure 14 semanas y que se pueda utilizar durante el primer año. Esta organización ha presentado una proposición de ley, a través del grupo parlamentario de Unidos Podemos, que ha sido vetada por el Gobierno como otras tantas iniciativas de la oposición.

"Nosotros pedimos en el pacto de investidura que los permisos se equipararan. En muchos países se está teniendo a aumentar la parte intransferible, porque está demostrado que si no es así quien se los coge es la madre. Pero todavía no hay ningún país europeo que tenga la totalidad de los permisos con ese carácter intransferible", apunta Reyes.

Euskadi, pionera en permisos iguales e intransferibles

Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco, ha anunciado que la futura Ley de Empleo Público Vasco incluirá la equiparación de la duración de los permisos de maternidad y paternidad que soliciten los empleados públicos vascos hasta las 18 semanas. El nuevo subsidio se llamará permiso por parentalidad, se otorgará a ambos miembros y será remunerado al 100%.

"Es un sistema de permisos de parentalidad que cumple tres requisitos: que tengan la misma duración para las dos personas que componen la pareja con independencia de su género, que tengan carácter intransferible y que sean remunerados al 100%. Es muy ambicioso", ha afirmado Erkoreka en el Parlamento Vasco.

Las organizaciones aplauden el paso adelante, pero señalan que tiene un alcance muy pequeño, puesto que está limitada a los funcionarios vascos. "En principio estamos contentos. Nos parece una medida importante, aunque tiene limitaciones porque solo se aplicará a los funcionarios de un territorio concreto. Pero necesitamos más información para saber cómo se aplicará antes de valorarlo bien", apunta Briñón.

Por su parte, Ciudadanos también aplaude la medida, aunque lamenta que el PNV mantenga su oposición a negociar los presupuestos. "Me parece fenomenal. Ellos pueden hacerlo, gracias al cuponazo, mientras que la ampliación a cinco semanas del permiso de paternidad para el resto de españoles está bloqueada", asegura Reyes.

EL HUFFPOST PARA ENDESA