POLÍTICA
09/03/2018 14:03 CET | Actualizado 09/03/2018 14:10 CET

Feijóo asegura que la manifestación feminista fue "un clamor" que los gobiernos deben entender y "tomar nota"

"Utilizar partidariamente una manifestación es ir justamente en contra del mensaje que ayer nos lanzaron miles de personas", ha considerado.

Miguel Vidal / Reuters

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que las manifestaciones que este jueves se celebraron en distintas ciudades españolas, con motivo del Día Internacional de la Mujer, fueron "un clamor" que los gobiernos locales, autonómicos y estatales deben "entender" y "tomar nota".

Así lo ha indicado Feijóo a los medios de comunicación en València, donde ha participado en unas jornadas del Grupo Popular en el Parlamento Europeo (PPE), al ser preguntado por el "clamor feminista" que se vivió este jueves en España y sobre si desde el PP "se va a tomar nota".

Al respecto, ha considerado que la jornada de este jueves "fue un clamor en las calles y plazas de todas las CCAA". "Fue un clamor que hemos de entender los gobiernos de distintos colores que estamos en las comunidades, en las principales ciudades de España, el Gobierno y las Cortes Generales", ha indicado para subrayar que hay que "tomar nota".

No obstante, ha puntualizado que identificar las marchas con planteamientos políticos o partidarios es confundir el sentido de la reivindicación. "Utilizar partidariamente una manifestación es ir justamente en contra del mensaje que ayer nos lanzaron miles de personas", ha considerado.

Las políticas de igualdad "no finalizaron ayer con la manifestación"

Ha puntualizado que las políticas de igualdad "no finalizaron ayer con la manifestación", sino que el conjunto de hombres deben entender el mensaje que se lanzó en la calle "donde había muchísimas personas". "Pensar que esto ha sido una manifestación política en mi opinión es una falta de respeto y un grave error hacia las mujeres con distintas ideologías y pensamientos que nos han dicho que todavía no se ha conseguido la igualdad o que la conciliación no solo es una política, sino una actitud", ha señalado.

Insistido por medidas concretas, Feijóo ha admitido que éstas son necesarias y ha indicado que en España es "ilegal que ante el mismo trabajo haya distintos salario" porque eso es "anticonstitucional y va en contra artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores", por lo que ha animado a poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo "cualquier eventualidad" que se produzca cuando ante un mismo trabajo y con las mismas condiciones haya retribuciones distintas.

"Lo que hemos de hacer es mirarnos cada uno de nosotros y saber si realmente nos creemos esas políticas", ha dicho para indicar que parte de ese cambio está en la esfera de la intimidad y en la manera en que uno se comporta en pareja, en casa, en el cuidado de los hijos y en los roles que cada uno adopta en su casa.

El embarazo "no debe ser una mala noticia"

Ha destacado que en Galicia van a presentar un plan de conciliación y ya llevan desde hace varios años con asignaturas en la ESO Y FP en las que se reflexiona sobre la igualad real y efectiva. A su juicio, el problema radica en que "muchas veces" es la mujer, como consecuencia de la necesidad de conciliación, la que pierde permanencia en el trabajo y jornadas compelas porque renuncia para conciliar y eso, ha puntualizado, "tiene que estar recogido en la legislación".

"Un embarazo no es una mala noticia para una empresa, sino la mejor noticia para esa empresa y para cualquier gobierno democrático y, por tanto, un embarazo tiene que estar protegido e incentivado", ha reivindicado para subrayar que si se ha conseguido llegar a un Pacto de Estado contra la violencia machista, se debería de "insistir y persistir" en uno sobre la igualdad real y efectiva.

EL HUFFPOST PARA ENDESA