INTERNACIONAL
21/03/2018 21:29 CET | Actualizado 22/03/2018 11:37 CET

Zuckerberg admite "errores" en el escándalo de los datos de Facebook

"Prometo que trabajaremos en ello y crearemos un mejor servicio a largo plazo", garantiza el CEO de la red social.

El jefe de Facebook, al fin, ha dado explicaciones. La filtración de datos de más 50 millones de cuentas de la red social está causando la mayor crisis conocida en la empresa y su creador, Mark Zuckerberg, no daba señales de vida. Ha sido citado por el Parlamento británico y la Eurocámara, ante la posibilidad de que este flujo de información haya podido servir para influir en las elecciones presidenciales de EEUU que Donald Trump ganó en 2016, pero de eso hace ya casi tres días. No ha sido hasta las ocho y media de la tarde de hoy (hora española) que se ha decidido a romper su silencio. Lo ha hecho, obviamente, con un mensaje colgado en su muro. Sus asesores dicen que ha estado buscando la mejor forma de gestionar la patata caliente, antes de hablar.

(Puedes seguir leyendo tras la publicación...).

El CEO de Facebook ha anunciado que su firma investigará a "todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información" antes de 2014, cuando se les impuso limitaciones, y que ampliará sus restricciones a desarrolladores para evitar "abusos". Tras admitir que la compañía "ha cometido un error", explica que estas nuevas medidas en realidad se suman a otras "decisiones más importantes" que, dice, ya se tomaron en el pasado. Así, sostiene que en 2014, para "prevenir aplicaciones abusivas" se limitó ya el acceso a los datos en los que podía entrarse. "Aplicaciones como la de [Aleksandr] Kogan ya no pueden pedir datos sobre los amigos de una persona a menos que sus amigos también hayan autorizado la aplicación", ha afirmado, en relación a la firma Cambridge Analytica, la que recopiló de manera ilegal, a través de una aplicación, los datos de esos más de 50 millones de sus usuarios para apoyar la campaña presidencial del republicano Trump.

"En primer lugar -dice la entrada-, vamos a investigar todas las aplicaciones que tuvieron acceso a grandes cantidades de información antes de cambiar nuestra plataforma para reducir drásticamente el acceso a los datos en 2014, y vamos a realizar una auditoría completa de cualquier aplicación con actividad sospechosa".

Además, va a vetar a cualquier desarrollador que no esté de acuerdo con este examen de verificación. También sostiene que va a restringir "aún más" el acceso de los datos a los desarrolladores "con el fin de prevenir otros tipos de abuso". "Por ejemplo, vamos a eliminar el acceso de los desarrolladores a tus datos si no has usado su aplicación en tres meses", abunda.

Por último, se va a crear una herramienta en la parte superior de las noticias con las aplicaciones que cada usuario ha utilizado para revocar más fácilmente los permisos a estas herramientas.

El "responsable"

El creador de la red social más famosa del planeta ha cargado en su comunicado con todas las culpas de lo ocurrido. "Empecé Facebook y al final del día soy responsable de lo que pasa en nuestra plataforma. Hablo en serio acerca de hacer lo que sea necesario para proteger nuestra comunidad. Si bien esta cuestión específica que involucra a Cambridge Analytica ya no debería suceder con nuevas aplicaciones hoy, eso no cambia lo que pasó en el pasado. Vamos a aprender de esta experiencia para asegurar más nuestra plataforma y hacer que nuestra comunidad sea más segura para todos", ha asegurado.

La publicación termina dando las gracias a los usuarios que "siguen creyendo" en su "misión". "Sé que hace falta más tiempo para arreglar todos estos asuntos de lo que nos gustaría, pero te prometo que vamos a trabajar y construir un mejor servicio a largo plazo", concluye.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

"Borra Facebook", una oleada imparable

Está por ver si estas palabras del empresario sirven para frenar la última tendencia: borrar el perfil de Facebook. Es algo que no pocos usuarios se ha planteado alguna vez, pero que tras conocerse la filtración de datos de la red social a la consultora vinculada a Trump, toma ahora forma de movimiento, con etiqueta incluida: #deletefacebook.

La propuesta de "borrar Facebook" está sumando seguidores en su rival Twitter, donde miles de usuarios expresan hoy preocupación por su privacidad y debaten sobre los retos que supone abandonar una de las redes sociales más utilizadas del mundo, en la que muchos han vertido sus datos desde hace años.

Muchos usuarios comparten instrucciones, publicadas por los medios, sobre cómo decir "adiós" a su cuenta de la red social y preservar fotografías o textos, y otros consideran que hay que ser "ingenuos" para creer que Facebook respetaba su privacidad desde el principio.

ESPACIO ECO