INTERNACIONAL
09/05/2018 18:38 CEST | Actualizado 09/05/2018 18:55 CEST

Las consecuencias de la ruptura del pacto nuclear con Irán

Subidas del precio del petróleo, aprietos para las empresas europeas, incremento de la inestabilidad...

El acuerdo nuclear con Irán ha quedado tocado de muerte después de que el presidente estadounidense Donald Trump anunciase que su país se retira del pacto. Los países europeos tratan de mantener vivo el pacto y temen las consecuencias de su ruptura, que puede encarecer de los precios de petróleo, aumentar la inestabilidad en la región y poner en aprietos a las empresas europeas que han invertido en el país persa, entre las que hay algunas españolas como Meliá o Telepizza.

ENCARECIMIENTO DEL CRUDO

La subida del precio del petróleo no se ha hecho esperar. Las sanciones podrían reducir las exportaciones iraníes de esta materia prima, principal recurso financiero de Irán, terminando por afectar al bolsillo de los consumidores. Desde la aplicación del acuerdo con las grandes potencias, las exportaciones iraníes de petróleo pasaron de un millón de barriles diarios a 2,5 millones.

Este miércoles el barril de petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, se situaba este miércoles en máximos desde noviembre de 2014, superando los 76 dólares, después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunciara ayer que EEUU se retira del acuerdo nuclear firmado en 2015 con Irán.

Raheb Homavandi / Reuters
Plataformas petrolíferas iraníes al sur de Teherán.

De este modo, el precio del crudo de referencia para Europa, que cerró este martes en 74,85 dólares por barril, escalaba antes de la apertura de las bolsas del Viejo Continente hasta los 76,75 dólares, su precio más alto desde finales de noviembre de 2014.

Arabia Saudí, primer exportador mundial de petróleo (y enemigo declarado de Irán), ha anunciado que tomará las medidas necesarias para que no haya problemas de abastecimiento de crudo tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo. Arabia Saudí actualmente extrae 10 millones de barriles diarios y puede elevar su producción hasta los 12 millones de barriles.

APRIETOS PARA LAS EMPRESAS EUROPEAS

El restablecimiento de las sanciones estadounidenses a Teherán pone a las empresas europeas que han apostado por Irán en una situación delicada. Tras la firma del acuerdo nuclear en julio de 2015, una parte de las sanciones internacionales contra Teherán fueron levantadas, lo que abrió a las empresas europeas nuevas perspectivas en ese prometedor mercado de alrededor 80 millones de habitantes.

Airbus, Siemens, Total, PSA (Peugeot Citroen), Fincantieri... Numerosas multinacionales lanzaron inmediatamente proyectos en Irán. Los intercambios entre la Unión Europea e Irán, valorados en 7.700 millones de euros en 2015, se triplicaron, hasta alcanzar los 21.000 millones de euros en 2017.

Las exportaciones europeas despegaron: las de Alemania llegaron hasta 3.000 millones de euros en 2017. Lo mismo sucedió con las italianas, que se establecieron en 1.700 millones de euros. Las ventas francesas prácticamente se triplicaron entre 2015 y 2017, hasta 1.500 millones de euros.

Entre las empresas españolas que pueden verse afectadas destacan Telepizza, que aterrizó en Teherán el verano pasado con el objetivo de abrir 200 locales; la hotelera Meliá que entró en el mercado iraní para para abrir un establecimiento en el mar Caspio. Las cotizaciones en bolsa de ambas compañías se han resentido tras la ruptura del acuerdo.

La decisión de Trump pone en peligro estos proyectos, que da un plazo de entre 90 a 180 días a las empresas para que finiquiten sus contratos con Irán y prohibió nuevos contratos baja la amenaza de que aplicará sanciones.

INCREMENTO DE LA INESTABILIDAD

Trump desató una ola de críticas al anunciar que su país se retira del pacto destinado a garantizar el carácter no militar del programa nuclear iraní, una medida que amenaza con deshacer años de esfuerzos diplomáticos y agudizar la inestabilidad en Oriente Medio.

Ante la ruptura del pacto y el retorno de las sanciones, Irán no descarta volver a poner en marcha su programa de enriquecimiento de uranio, con lo que podría fabricar armas atómicas que elevarían el nivel de tensión en la región.

La decisión del presidente estadounidense puede allanar el camino a "nuevos conflictos", ha advertido este martes la presidencia turca, implicada en el conflicto de Siria, donde respalda a grupos rebeldes contrarios al régimen de Bachar Al-Asad, aliado de Irán. "El retiro unilateral de Estados Unidos del acuerdo es una decisión que causará inestabilidad y nuevos conflictos", declaró en Twitter el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, según recoge AFP.

Las potencias europeas ha mostrado de forma unánime su intención de que se mantenga vigente el pacto nuclear con Irán, con o sin Estados Unidos. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha dicho que "el acuerdo es crucial para la seguridad de la región, de Europa y del mundo entero".

Los mandatarios de los principales europeos también se han movilizado para salvaguardar el acuerdo. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha llamado esta tarde a su homólogo iraní, Hasan Rohani, para pedirle que se mantenga en el pacto. La canciller alemana, Angela Merkel, ha calificado como grave la decisión de Trump.

El presidente español, Mariano Rajoy, ha señalado por su parte que no es una buena noticia" que Donald Trump haya anunciado la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán y ha añadido que España seguirá con sus socios europeos defendiendo la vigencia de ese acuerdo.

LA IRA CONTRA TRUMP SE DESATA EN LAS CALLES DE IRÁN TRAS LA RUPTURA DEL PACTO NUCLEAR

NOTICIA PATROCINADA