INTERNACIONAL
28/05/2018 19:20 CEST | Actualizado 29/05/2018 19:17 CEST

El presidente de Italia encarga formar Gobierno a un exdirectivo del FMI

Carlo Cottarelli tiene el encargo de dirigir el país hasta las nuevas elecciones antes de enero de 2019.

Italia tiene un nuevo primer ministro tras unos días de vértigo político, por otro lado, habitual en la escena italiana. Este lunes, el presidente del país, Sergio Mattarella, ha encargado formalmente a Carlo Cottarelli, un antiguo alto cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que intente formar gobierno con el objetivo de dirigir el país hasta la celebración de nuevas elecciones, previsiblemente antes de final de año.

Su nombramiento se ha producido después del colapso de los esfuerzos de los dos partidos populistas para formar un gobierno de coalición. La formación de un ejecutivo saltó por los aires este domingo, después de que se malograra el acuerdo entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas por la propuesta de colocar al frente del Ministerio de Economía al profesor Paolo Savona, un euroescéptico convencido.

Cottarelli ha admitido que, si no recibe el respaldo del Parlamento, las elecciones serán después de agosto. Todo apunta a que los italianos regresarán a las urnas en breve porque el candidato propuesto para primer ministro necesitará del respaldo de 161 de los 315 miembros del Senado, una cifra difícil de obtener habida cuenta de que el M5S y la Liga suman 167 escaños en la Cámara Alta. Lo mismo sucede en la Cámara de Diputados, donde el que sería nuevo primer ministro necesita 315 votos favorables, pero los dos partidos más votados suman en este caso 347 escaños.

"Me presentaré al Parlamento con un programa que incluya la ley de Presupuestos y que lleve al país a las elecciones a principios de 2019 en caso de confianza, o después de agosto" en el supuesto de que el gobierno no logre el respaldo en las cámaras, ha explicado Cottarelli en su breve declaración a la prensa tras reunirse con Mattarella en el Quirinale.

El antiguo directivo del FMI ha prometido un "gobierno neutral", cuyos ministros ha dicho que prevé anunciar en un breve plazo. "Me comprometo a no ser candidato y pediré lo mismo a todos los miembros del futuro gobierno", ha asegurado, al tiempo que ha dicho sentirse muy honrado por el encargo.

Mensaje tranquilizador a los mercados

En un intento por tranquilizar a los mercados y también a las capitales europeas, Cottarelli ha explicado que su futuro ejecutivo hará una "gestión prudente" de los fondos públicos y ha apostado por un diálogo con la UE que defienda los intereses de Italia de forma constructiva, habida cuenta de que es uno de los países fundadores y "su papel sigue siendo esencial".

La designación de Cottarelli se produce tras el fracaso de Giuseppe Conte, quien contaba con el respaldo del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga, las dos fuerzas más votadas en las elecciones del pasado 4 de marzo. Conte rechazó este domingo seguir adelante con la formación de gobierno ante el veto de Mattarella a su candidato para la cartera de Economía, Paolo Savona, un declarado detractor del euro.

El presidente Mattarella advirtió el domingo que la perspectiva de un gobierno populista había "alarmado a los inversores italianos y extranjeros" y empeorado la brecha entre los rendimientos de los bonos del gobierno a 10 años de Italia y Alemania.

El diferencial se elevó a 215 puntos básicos el viernes, el más amplio en cuatro años. La agencia calificadora Moody's advirtió que podría rebajar la calificación de deuda soberana de Italia a "Baa3", un nivel por encima de la calificación de basura.

AFP

¿Quién es Carlo Cottarelli?

Nacido hace 63 años en Cremona, en la región de Lombardía, Cottarelli saltó a la primera plana política cuando en 2013 el entonces primer ministro de Italia, Enrico Letta, le nombró comisionado especial para la revisión del gasto, cargo por el que desde algunos sectores le apodan 'Mister Spending Review' (Señor de la revisión del gasto, en inglés) o "señor tijeras" en Italia.

Cottarelli llegó al Gobierno de Letta procedente del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde comenzó su carrera como funcionario en 1998. Su nombre circulaba como uno de los candidatos favoritos de Mattarella para el cargo de primer ministro desde que comenzó la crisis derivada del complejo resultado de las elecciones legislativas de marzo.

Según el diario 'Il Corriere della Sera', Cottarelli comenzó su carrera en el servicio de estudios de Banca d'Italia, una entidad en la que comenzó a trabajar en 1981 tras graduarse como licenciado en Ciencais Económicas y Bancarias y después de obtener un máster en la prestigiosa London School of Economics.

Su etapa en Banca d'Italia y su breve paso por la compañía energética ENI dieron paso su carrera en el FMI en Washington. Desde octubre de 2017, Cottarelli ejercía de director del Observatorio de Cuentas Públicas de la Universidad Católica de Milán.

Crisis institucional

Luigi Di Maio, del populista Movimiento Cinco Estrellas, ha acusado al presidente Sergio Mattarella de haber causado una "crisis institucional".

En este sentido, Di Maio ha solicitado la destitución del presidente en virtud del artículo 90 de la Constitución que permite al Parlamento exigir la dimisión de un presidente por mayoría simple.

Para el líder populista, los grupos de presión han impuesto el Gobierno en Italia y se ha socavado la decisión democrática de los italianos.

Pese a que Italia es la cuarta mayor economía de la UE ha estado sin gobierno desde las elecciones de marzo porque ningún grupo político puede formar una mayoría.

Equilibrio de poder

En las legislativas del 4 de marzo, la coalición de derecha/ultraderecha consiguió un 37 por ciento de los votos -con la Liga de Matteo Salvini por delante de la Forza Italia de Silvio Berlusconi -. El M5S logró ser el partido más votado, con más de un 32 por ciento, mientras que el Partido Demócrata de centroizquierda cayó a un 19 por ciento.

Los sondeos colocan ahora a la Liga en torno al 22 por ciento en intención de voto, subiendo cinco puntos, mientras que las otras formaciones mantendrían su nivel en los comicios de marzo.

Pero no es seguro que la coalición de derecha sobreviva a la crisis actual. Berlusconi dio luz verde a las negociaciones M5S/Liga pero manifestó su rechazo al programa que acordaron. Además, el exprimer ministro se puso del lado de Mattarella el domingo defendiendo una postura proeuropea.

En este sentido, Matteo Salvini, líder de la Liga Norte, ha dicho que si Berlusconi apoya el gobierno de Cottarelli "se rompe la alianza".

Respecto a la posibilidad de un posible pacto con el M5E, Salvini ha dicho el lunes que se valorará "en base a los proyectos", indicando que el programa común duramente negociado entre los dos partidos "puso unas buenas bases para trabajar juntos".

EL HUFFPOST PARA ENDESA