TENDENCIAS
29/05/2018 12:29 CEST | Actualizado 29/05/2018 16:52 CEST

Lidl eliminará las bolsas de plástico de sus supermercados antes de fin de año

Ya ha dejado de venderlas en Baleares.

Getty Images
Fachada de un supermercado Lidl en Cartagena, Murcia.

La cadena de supermercados de origen alemán Lidl ha anunciado este martes que a lo largo de 2018 dejará de vender bolsas de plástico en todos sus establecimientos. "Queremos que la gente se traiga su bolsa o su carrito desde casa", ha asegurado Claus Grande, director general de la cadena en España, en una rueda de prensa celebrada en Madrid.

De hecho, esta eliminación de las bolsas de plástico es ya realidad en Baleares: desde este lunes 28 de mayo las 23 tiendas de las islas ya no las venden.

Antes de que llegue el verano, la medida llegará a Madrid y Barcelona y, posteriormente, se extenderá hasta alcanzar a los 550 establecimientos de Lidl en toda España antes de que acabe el año.

Queremos que la gente se traiga su bolsa o su carrito desde casa"Claus Grande, director general de Lidl España

Lidl toma la delantera en la reducción del uso de plásticos, ya que es la primera gran cadena de distribución que toma esta medida, que ya han adoptado otras filiales de la empresa en países como Francia y Alemania. "Me llena de orgullo y satisfacción anunciar un hito en la distribución en España", ha bromeado Grande.

La cadena de supermercados es la quinta más importante de España, después de Mercadona, Carrefour, Dia y Eroski. Tiene una cuota de mercado del 4,4%, según la consultora Kantar Worldpanel.

Si no puedes ver el gráfico, utiliza este enlace.

El 90% de los clientes apoya la medida

Antes de tomar la decisión, la compañía llevó a cabo un test en algunas tiendas para comprobar la reacción de los clientes. La cadena ofrecía en esos supermercados únicamente las bolsas de rafia y dos tipos de bolsas de papel. "Una vez eliminadas las bolsas de plástico se han reducido un 30% los ingresos de Lidl en bolsas en estas tiendas", ha confesado Grande.

Además, realizó una encuesta con 5.500 entrevistas para conocer la opinión de sus clientes. El resultado fue abrumador: el 90% de los clientes pidieron eliminar las bolsas de plástico.

La cadena calcula que "sacará de la circulación 100 millones de bolsas cada año", lo que según sus números ahorrará al medioambiente "más de 1.300 toneladas de plástico, el equivalente a la superficie de 2.500 campos de fútbol". Lidl asegura que con esta medida dejará de ingresar 1,5 millones de euros anuales.

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, el 89% de las bolsas de plástico sólo se usan una vez y de media entre 12 y 25 minutos, mientras que tardan entre 100 y 500 años en descomponerse.

Como alternativa a las bolsas de plástico de un único uso y que cuestan cinco céntimos, Lidl comercializará una bolsa de rafia (un plástico más resistente), que tiene un uso medio de 30 o 40 veces y cuyo precio asciende a los 50 céntimos. "Nuestro objetivo no es vender bolsas, queremos concienciar a la ciudadanía de que reutilice sus bolsas", ha afirmado Grande.

Recientemente, Lidl se comprometió a reducir el uso del plástico al menos un 20% hasta 2025 y a que los envases de plástico de sus productos de marca propia sean 100% reciclables antes de esa misma fecha. "Somos conscientes de que queda camino por recorrer. Estamos trabajando en alternativas más sostenibles para las bolsas de sección [las que se utilizan para la fruta o la carne]", ha señalado Grande.

El 18 de mayo se aprobó un real decreto por el que a partir de 2021 se prohibirán en España todas las bolsas ligeras (entre 15 micras y 50) y muy ligeras (menos de 15 micras) que no sean biodegradables. Además, el 1 de julio de este mismo año, se cobrarán de forma obligatoria todas las bolsas de plástico, salvo las muy ligeras destinadas a los alimentos por "razones de higiene y para fomentar el consumo a granel, y evitar sobreenvases y el desperdicio alimentario".

La belleza de los océanos

ESPACIO ECO