INTERNACIONAL
19/06/2018 17:17 CEST | Actualizado 19/06/2018 20:17 CEST

Merkel y Macron quieren un presupuesto común de la eurozona y reforzar las fronteras exteriores

El pacto incluye un presupuesto común para el bloque.

Macron y Merkel, este martes.
REUTERS
Macron y Merkel, este martes.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha afirmado este martes que ha alcanzado una "buena solución" con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para la reforma de la eurozona, que incluye un presupuesto común para el bloque y la reconversión del fondo de rescate en una versión europea del Fondo Monetario Internacional (FMI). Asimismo, han anunciado medidas para reforzar las fronteras exteriores de la UE para hacer frente a la crisis migratoria, incluyendo que los migrantes sean devueltos al país de entrada.

Merkel ha hecho estas declaraciones en Meseberg, a las afueras de Berlín, en una comparecencia conjunta con Macron, durante una sesión de trabajo de los dos Ejecutivos para tratar de consensuar sus posiciones de cara a la cumbre de líderes de la UE del 28 y 29 de junio, donde se debe decidir el futuro de la eurozona y una solución a la crisis migratoria.

El presupuesto para la eurozona será "paralelo" al marco plurianual de la Unión Europea (UE) y tendrá la "convergencia" entre países como objetivo, mientras que el desarrollo del fondo de rescate -denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE- servirá para dotar a la eurozona de un "instrumento extra" para mejorar su "estabilidad" y afrontar "problemas de liquidez".

CRISIS MIGRATORIA

Los mandatarios han anunciado también una propuesta conjunta para afrontar la crisis migratoria que incluye el refuerzo de las fronteras exteriores de la UE e impedir que los inmigrantes puedan pedir asilo en distintos países, sino solamente en el estado de entrada.

También expresó su voluntad de apoyar la propuesta de la Comisión Europea (CE) y de Austria para reforzar la agencia comunitaria de protección fronteriza (Frontex) con más personal y de impedir lo que se denomina la 'migración secundaria' entre países del bloque en busca del lugar más conveniente para pedir protección legal mientras se avanza hacia una estandarización de los criterios de asilo.

NOTICIA PATROCINADA