INTERNACIONAL
04/09/2018 08:32 CEST | Actualizado 04/09/2018 09:21 CEST

Defensa paraliza la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión que se podrían usar para atacar Yemen

El departamento de Margarita Robles inicia los trámites para dejar sin efecto el contrato suscrito con el exministro Pedro Morenés.

Imagen de archivo de la ministra de Defensa, Margarita Robles.
EFE
Imagen de archivo de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El Ministerio de Defensa ha confirmado este martes que se han iniciado los trámites para paralizar la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión láser del ejército español. Según la información que ha adelantado la Cadena SER sobre esta paralización, las bombas de precisión se podrían utilizar para bombardear Yemen.

En declaraciones a la agencia EFE, Defensa ha corroborado que se devolverán los 9,2 millones de euros abonados por este material dejando así sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en enero de 2015.

Este contrato para la venta de 400 bombas se enmarca dentro de la Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al que esta coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení.

La firma del acuerdo, como recuerda la emisora, comenzó en verano de 2015 con el entonces ministro Pedro Morenés, continuó con María Dolores de Cospedal y finalizará ahora con la actual titular. La petición formal de compra por parte de Arabia Saudí se hizo al amparo de la resolución 2216 de Naciones Unidas que en ningún párrafo ampara la venta de armamento militar para usar en Yemen.

El pasado 16 de agosto, el Ministerio de Defensa afirmaba que iba a revisar la venta de armas todavía en trámite y "que pudieran implicar la utilización directa de este tipo de armamento contra población civil", como ocurrió en el ataque contra un autobús con niños en Yemen a primeros del pasado mes de agosto.

La autorización de venta de este tipo de material no depende de Defensa, sino de la Secretaría de Estado de Comercio, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que preside la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso (Jimddu).

Los próximos pasos

Este martes, los máximos responsables de Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón, promotoras de la campaña Armas Bajo Control, entregarán a la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, las firmas que han recogido contra las ventas de armamento a Israel y Arabia Saudí.

En esta reunión, los representantes de las cuatro ONG reclamarán al Gobierno el "cese inmediato" de la venta a estos dos países de armamento que pueda utilizarse "para cometer atrocidades en Yemen o en los Territorios Palestinos ocupados" y también exigirán "el fin del secretismo en las exportaciones de armas".

El próximo 7 de septiembre, la secretaria de Estado de Comercio, Xiada Méndez, comparecerá en la comisión de Defensa del Congreso para informar sobre la venta de armas y material de defensa de doble uso, como establece la ley.

Según Amnistía Internacional, España vendió a Arabia Saudí en 2017 unos 270 millones de euros en materia militar, cantidad que se eleva hasta algo más de 900 millones si se cuenta desde 2015, cuando estalló el conflicto en Yemen.

EL HUFFPOST PARA ENDESA