POLÍTICA
03/12/2018 14:00 CET | Actualizado 03/12/2018 16:01 CET

El PSOE abre la puerta a la dimisión de Susana Díaz

Pero Díaz rechaza dimitir y pide el apoyo de Ciudadanos.

Susana Díaz este lunes.

La dirección del PSOE ha abierto este lunes la puerta a la dimisión de Susana Díaz al frente de los socialistas andaluces, si es necesario para garantizar la gobernabilidad de Andalucía al margen de Vox.

"Todos tenemos muy asumido que nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y con generosidad todos estamos a disposición de la organización", ha afirmado el secretario de Organización, José Luis Ábalos, tras la reunión que ha mantenido esta mañana la comisión permanente del Comité Electoral, para analizar los resultados del domingo.

Sin embargo, la Ejecutiva Regional del PSOE-A ha dado este lunes la confianza para seguir liderando el partido a la secretaria general y presidenta en funciones de la Junta, que ha sostenido que, si hubiera perdido las elecciones, habría dimitido y ha situado su objetivo en impedir que el próximo gobierno dependa de Vox.

La dirigente socialista no ha aclarado cuáles serán su preferencias en torno a los posibles pactos poselectorales, pero ha dejado claro que "lo normal es que el tercero (por Ciudadanos) apoye al primero (por el PSOE) y que lo demás es "extraño". Además, ha reiterado que se pondrá en contacto con todos los partidos constitucionalistas, salvo con Vox, con el objetivo de impedir que el próximo Gobierno de la Junta de Andalucía dependa de la "extrema derecha".

Pero previamente a estas declaraciones, el 'número tres' del PSOE, Ábalos, ha explicado que van a abrir "una reflexión sobre las elecciones" y ha asegurado que la dirección federal se implicará en la "actualización y renovación" del proyecto socialista de Andalucía y del conjunto de España para que se vea al PSOE con "claridad".

Preguntado por el planteamiento de Ciudadanos que ha pedido que el PSOE les apoye por "responsabilidad" para que haya un Ejecutivo "moderado" y "constitucionalista", Ábalos ha rechazado la propuesta tajantemente alegando que los socialistas son la fuerza mayoritaria.

Es curioso que Ciudadanos, siendo la tercera fuerza quiera liderar lo que no quiso liderar en Cataluña donde fue la primera fuerza

"Somos la fuerza más votada y trataremos de liderar la solución. Es curioso que Ciudadanos, siendo la tercera fuerza quiera liderar lo que no quiso liderar en Cataluña donde fue la primera fuerza", ha advertido.

Mínimo histórico del bipartidismo

El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunirá el próximo martes a la Ejecutiva Federal del partido en su formato al completo —casi medio centenar de personas— para analizar la debacle en Andalucía, donde los socialistas se han dejado 14 escaños, más de 400.000 votos y se arriesgan a perder el poder por vez primera en 36 años si pacta la derecha.

En el partido son conscientes de que el llamado 'bipartidismo' de PSOE y PP ha registrado su mínimo histórico en Andalucía con un apoyo inferior al 49% en las urnas, 13,5 puntos menos que en los comicios de marzo de 2015, tras perder en conjunto 718.395 votos para sumar 1.758.518 sufragios.

El mayor desgaste lo sufre el PSOE-A, que tres años después del primer triunfo en autonómicas con Susana Díaz al frente pierde 14 diputados, 402.035 votos y 7,46 puntos de respaldo. Los populares, pese a mantenerse como segunda fuerza tras el ascenso de Ciudadanos y la irrupción de VOX, se dejan siete parlamentarios, 316.410 votos y 5,99 puntos de apoyo en relación a 2015.

El retroceso electoral de PSOE-A y PP-A es aún más significativo si se comparan los resultados de este domingo con las autonómicas de 2012, cuando los populares lograron ser primera fuerza con Javier Arenas y 50 escaños aunque los socialistas lograron mantener el gobierno con José Antonio Griñán y 47 diputados merced a la coalición con los 12 parlamentarios de IULV-CA.

ESPACIO ECO