POLÍTICA
28/01/2019 12:22 CET | Actualizado 28/01/2019 12:25 CET

El 'recado' de Gabilondo a Alfonso Guerra tras su acidez sin precedentes contra Pedro Sánchez

"Seguramente es cierto, pero...".

CADENA SER
CADENA SER

"Sólo le faltaba (a Pedro Sánchez) Alfonso Guerra para meterle el dedo en el ojo. Sí, seguramente es cierto que este PSOE es otro PSOE pero lo que es cierto es que esteAlfonso Guerra es otro Alfonso Guerra, en muchas cosas, irreconocible".

El periodista Iñaki Gabilondo ha calificado de "irreconocible" al exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra , quien el pasado sábado se mostró más "ácido" que nunca con el líder socialista, Pedro Sánchez, al afirmar —en una entrevista al diario El Mundo— que el actual PSOE "no es un nuevo PSOE, es otro PSOE".

"(Guerra) Lleva mucho tiempo convertido en un crítico severísimo de sus actuales correligionarios", ha argumentado Gabilondo, quien considera que la afirmación de Guerra sobre el PSOE "es difícil de rebatir, es más, se queda corta".

"A ninguno nos está siendo fácil seguir la trayectoria errática de Pedro Sánchez pero, en honor a la verdad, el extravío socialista es muy anterior a él", ha defendido el periodista en la cadena Ser, antes de sentenciar: "Ahora, el empeño de Sánchez de resistir en máxima precariedad, con 84 escaños, se ha convertido en pararrayos para todo y para todos".

Pincha aquí para escuchar el comentario completo en la web de la Cadena Ser

Otro PSOE, otro Alfonso Guerra

Alfonso Guerra, con la enorme autoritas de su currículum y su simbólico peso en el partido, lleva mucho tiempo convertido en un crítico severísimo de sus actuales correligionarios. Se ha alzado como voz de la ortodoxia socialista traicionada, con Pedro Sánchez como Judas Iscariote. Peor nunca había sido tan rotundo, tan ácido, como el pasado sábado cuando declaró al diario El Mundo "no es un nuevo PSOE, es otro PSOE". Una afirmación difícil de rebatir, es más, se queda corta, porque es cierto que el PSOE tiene poco que ver con lo que fue, pero tampoco nuestra política es la que era; ni España lo es, con un problema mayúsculo en Cataluña de dificilísima solución; ni la Unión Europea en pleno repliegue nacionalista; ni el pensamiento socialdemócrata, en caída libre; ni la contrarreforma derechista, en plena ofensiva; ni la sociedad -esa sí, de verdad nueva- en la que todo cambia a gran velocidad y a la que la crisis le quebró el espinazo social. Y es otro PP, y es otro Podemos, que es nuevo partido y se está descacharrando.

A ninguno nos está siendo fácil seguir la trayectoria errática de Pedro Sánchez pero, en honor a la verdad, el extravío socialista es muy anterior a él. Ahora, el empeño de Sánchez de resistir en máxima precariedad, con 84 escaños, se ha convertido en pararrayos para todo y para todos. Este lunes, la diputación permanente va a votar 39 peticiones de comparecencia para que comparezcan él y 13 de sus ministros y responda de cuanto ocurre como responsable universal, desde los taxis hasta el brexit. Desde Cataluña hasta Venezuela. Sólo le faltaba Alfonso Guerra para meterle el dedo en el ojo. Sí, seguramente es cierto que este PSOE es otro PSOE pero lo que es cierto es que este Alfonso Guerra es otro Alfonso Guerra, en muchas cosas, irreconocible.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA AMBAR