BLOGS
09/06/2014 07:39 CEST | Actualizado 08/08/2014 11:12 CEST

E3, la semana grande del videojuego

¿Qué podemos esperar de la feria? SONY, que ya ha vendido más de siete millones de PlayStation 4 en todo el mundo, es la que lo tiene más fácil: cuenta con una consola asentada, de gran rendimiento técnico, con seguidores muy fieles en España y con un catálogo de juegos futuro atractivo.

Fotograma del juego 'Quantum Break' de Xbox One.

La industria del videojuego vive su semana grande en pocos días. La Electronic Entertainment Expo, más conocida como E3, es la cita anual que todo jugador espera, y se celebra la próxima semana, en la ciudad de Los Ángeles (EEUU), con más de veinte ediciones desde su creación. La gran mayoría de las empresas de videojuegos presentan novedades y sorpresas para saciar la necesidad de información de sus millones de jugadores repartidos por todo el mundo.

El E3 de este año tiene una particularidad. Y es que todas las nuevas consolas están ya a la venta en los principales mercados. La Xbox One de Microsoft y la PlayStation 4 de SONY compiten contra la Wii U de Nintendo. Tres empresas del ocio digital en guerra que reclaman la atención de los jugadores para justificar el no poco difícil desembolso superior siempre a los 300 euros para comprar una de las máquinas junto al menos un videojuego.

Porque el E3 es el escaparate perfecto para captar los compradores de las consolas de próxima Navidad, cuando se produce la mejor etapa comercial del sector cada año. Lo que ahora se muestre -muchos juegos llegarán a finales de año- puede definir una venta de una consola frente a su competidora, sobre todo cuando el factor precio entra con fuerza y pone al jugador a velar por su cartera.

¿Qué podemos esperar de la feria? SONY, que ya ha vendido más de siete millones de PlayStation 4 en todo el mundo, es la que lo tiene más fácil: cuenta con una consola asentada, de gran rendimiento técnico, con seguidores muy fieles en España y con un catálogo de juegos futuro atractivo que está obligada a afianzar con juegos como el nuevo Uncharted y The Order: 1886.

Lo que sí necesita SONY son juegos para cerrar el 2014 tan bien como lo ha empezado. Varios retrasos en proyectos previstos para finales de año han dejado a PS4 sin lanzamientos impactantes, por lo que los jugadores reclaman sorpresas. En el terreno portátil, la compañía también debe conceder juegos a PS Vita, una máquina de mano que tiene un grave problema: la falta de títulos.

Microsoft necesita seguir levantando Xbox One tras sus tropiezos iniciales. La consola que comenzó queriendo obligar a los usuarios a estar siempre conectados para jugar y a usar la cámara Kinect incluida en el pack, ha terminado descartando estas dos condiciones para venderse más barata -pasa de 499 euros a 399, sin la cámara-, sin haber cumplido todavía el año en el mercado.

Para conseguirlo, los de Redmond cuentan con Phil Spencer, quien ahora es la cabeza visible de la división Xbox y que se ha ganado a pulso el respeto de los fans. Spencer viaja a Los Ángeles con juegos potentes como Halo 5: Guardians, garantía de éxito, el cinematográfico Quantum Break, el juego de conducción Forza Horizon 2 o el fantástico y rolero Fable: Legends, además de otras sorpresas que vienen rumoreándose, como los proyectos secretos de RARE.

Nintendo sigue jugando en su propia liga. Aunque la nueva Wii U no ha conseguido hacer sombra a la explosiva Wii, que supo llevar el videojuego a donde jamás estuvo con su mando de movimiento, la compañía no tira la toalla. Las ventas de la consola están por debajo de las expectativas, sí, pero ya vienen The Legend of Zelda, Super Mario y otros amigos bien conocidos por los fans tradicionales de Nintendo.

Precisamente de lo que se quejan algunos jugadores es de esto: la compañía japonesa sigue apostando por fórmulas clásicas, por las mismas licencias de siempre, y no consigue atraer la atención de otras productoras de videojuegos, que descartan llevar sus proyectos a Wii U y sí a Xbox One y PS4. En el E3 Nintendo debe demostrar que sus proyectos internos son suficientes para justificar la compra de una consola que no termina de arrancar.

Pero el E3 también se caracteriza por la época de transición en la que se encuentra actualmente la industria del videojuego. Las consolas siguiendo siendo fuente de ocio para los aficionados, pero los móviles y las tabletas están ganando posiciones y atrayendo a otros públicos que jamás pensarían tocar una consola tradicional. Y es que Angry Birds, Candy Crush Saga y Flappy Birdhan creado una nueva escuela de jugones formada por millones de agnósticos del videojuego.

Sigue todo el E3 en directo desde Los Ángeles con MeriStation.

NUEVOS TIEMPOS