POLÍTICA
04/03/2021 14:42 CET

Alberto Rodríguez niega ante el Supremo haber pegado a un policía

"No ocurrió".

EFE
Alberto Rodríguez

El secretario de Organización de Podemos y diputado Alberto Rodríguez ha negado este jueves en el Tribunal Supremo haber dado una patada a un policía en una manifestación en 2014 en La Laguna (Santa Cruz de Tenerife), un episodio que “no ocurrió” y que “es un intento más de criminalizar la protesta”.

Rodríguez ha comparecido ante el magistrado Antonio del Moral, que investiga si incurrió en un delito de atentado contra la autoridad y una falta o delito leve de lesiones en unos incidentes ocurridos el 25 de enero de 2014 en una protesta contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en la citada localidad.

Al término de su declaración, que ha durado unos treinta minutos, Rodríguez ha dicho a los medios que “evidentemente no ocurrió nada de lo que dicen que ocurrió”, por lo que estos hechos son un “episodio más de un intento de criminalizar la protesta social y de amedrentar a la gente que lucha en la calle por sus derechos”.

Por tanto, el diputado de Unidas Podemos ha negado haber dado una patada a un agente pues “son hechos que nunca ocurrieron” sino que solo se limitó a “participar en una manifestación legalmente convocada que después tuvo una respuesta del Gobierno de ese momento que ya todos conocen”.

Además, ha dicho que “es casualidad que esto haya salido ahora”, cuando han pasado ya siete años de aquellos hechos, si bien “a lo mejor tiene algo que ver que ahora sea diputado de Unidas Podemos”.

“No tengo nada de lo que arrepentirme ni avergonzarme y seguiré participando en movilizaciones toda mi vida por mucha criminalización de la protesta”, ha añadido Rodríguez.

Tanto la Fiscalía como el magistrado creen que hay indicios de que durante aquella convocatoria Rodríguez propinó una patada a un policía, unos hechos por los que un juzgado de La Laguna llegó a abrir juicio oral y la Fiscalía pidió para él una pena de un año de prisión y multa.

Sin embargo, al ser elegido diputado, el auto del juzgado quedó sin efecto dado que su aforamiento convirtió al Supremo en órgano competente para investigarle.