El Barça consuma otro fracaso en Champions y cae a la Europa League tras la goleada del Inter al Viktoria Plzen

El Barça consuma otro fracaso en Champions y cae a la Europa League tras la goleada del Inter al Viktoria Plzen

El 4-0 de los italianos certificó lo esperado por todos. Los de Xavi luego caen goleados 0-3 contra el Bayern y dicen adiós a una lluvia de millones. El reto ahora, luchar por la segunda competición europea.

Xavi Hernández, cabizbajo
Xavi Hernández, cabizbajoDavid Ramos via Getty Images

En ‘Can Barça’ solo unos pocos soñadores mantenían la esperanza, pero la realidad les ha despertado. Se consuma un nuevo fracaso del Barcelona en la Champions League y, por segundo año consecutivo, cae relegado a la Europa League. No ha hecho falta ni que jugase este miércoles; la plácida victoria del Inter ante el modesto Viktoria Plzen deja sin opción a los de Xavi, a los que les toca rehacerse deportiva y económicamente.

El sueño duró 35 minutos, los que duró el 0-0 en Milán. Desde que Mkhitaryan abrió el marcador no hubo historia, hasta el 4-0 final, un duro castigo que recibían los jugadores culés en el banquillo, donde les había juntado Xavi para ver el partido, como adelantaba la Cadena SER. El rosario de goles también lo ha vivido en directo el público que se acercaba al Camp Nou para el duelo, ya sin trascendencia, de esta noche ante el Bayern Múnich.

Para añadir más dolor, ha caído por 0-3 ante los alemanes en un ejemplo de impotencia. El Camp Nou, en su mayoría, ha seguido animando a los suyos, otra muestra más, dura muestra, de la realidad en la Ciudad Condal. Para la estadística, los tantos de Mane en el 9′, Choupo-Moting en el 30′ y Pavard ya con el partido expirando en el descuento. Y aún podía haber sido peor...

Las famosas ‘palancas’ tampoco sirven

Pero el balance del partido, a estas alturas, da igual. La reflexión es más amplia. Ni la activación de numerosas ‘palancas’ —ventas parciales de sus activos económicos— para ganar liquidez a la carrera, ni fichajes de relumbrón como Lewandowski, Koundé o Raphinha han servido para enderezar el rumbo, en Europa, que se torció del todo el año pasado.

Esta vez empezó mucho mejor la campaña del Barça, con una goleada por 5-1 al Viktoria, un resultado que despertó unas esperanzas destrozadas en el resto de encuentros. Un espejismo ante lo que vendría. Desde entonces, un solo punto en un empate que pudo ser mucho peor en casa ante el Inter.

Tanto en Múnich como en Milán, dos derrotas (con polémica en el campo italiano, algo a lo que se agarran desde el club blaugrana) que dejaron sin relevancia los dos últimos duelos del Barça. Será, sí o sí, tercero de grupo, ya que el Viktoria no puede superarles en la tabla.

El público del Camp Nou ha recibido con división de opiniones a los suyos. Incluso en los vídeos compartidos por las cuentas oficiales del club se oían tanto pitos como aplausos cuando los culés saltaban al césped para calentar. Con todo, y pese a que el Bayern dominó a placer, no fueron pocos los que resistieron en las gradas hasta el final, animando.

Por delante, al Barça le queda un horizonte complejo. Fuera del liderato de LaLiga, al que llegó tras más de 800 días en segundo plano y que volvió a perder en el ‘Clásico’ jugado en el Bernabéu, para Xavi la misión ahora es que el equipo no se hunda.

Una pérdida millonaria y un título (y dinero) posible

La oportunidad de luchar por la Europa League, puede verse como un desdoro para el F.C. Barcelona, pero la realidad es que también se presenta una oportunidad real de pelear por un título europeo y, con él, los premios añadidos: el económico y el de la oportunidad de conseguir la Supercopa de Europa el próximo verano, además de asegurarse un puesto en Champions por si LaLiga se tuerce.

A nivel económico, el palo es tremendo para un club sumido en una deuda millonaria. De acuerdo con las cuentas sobre la temporada anterior que expresó el vicepresidente económico, Eduard Romeu, en ‘Can Barça’ los cálculos pasaban por llegar a cuartos en Champions y sobre este objetivo articularon su previsión.

Esto supone, como recoge ahora ABC, una quita de cerca de 40 millones de euros: los 9,6 que le reportaban pasar a octavos y superar este cruce se premia con otros 10,6. Más de 20 millones solo en lo deportivo a lo que hay que sumar una cifra similar en concepto de marketing, televisión y recaudación en los duelos de octavos y cuartos en el Camp Nou.

La herida se hace aún mayor si se llevase la vista más allá de cuartos. Solo por alcanzar las semifinales, la UEFA premia con 12,5 millones, a los que sumar 15,5 en caso de alcanzar la final y otros 4,5 millones más para el equipo que se alce con la ‘orejona’.

Toca activar el ‘plan b’. En el caso de avanzar rondas en la Europa League, previo paso por un play-off (aún sin rival y previsto para febrero) equivalente a los dieciseisavos, el Barcelona podría aliviar algo, solo algo, sus números. Según el último baremo de la UEFA, la segunda competición continental premia con 500.000 euros llegar a dieciseisavos. Si supera el primer corte esperan premios algo más cuantiosos: 1,2 millones por llegar a octavos; 1,8 a cuartos; 2,8 a semifinales, 4,6 a la final y, finalmente, 4 millones extra si se convierte en campeón.

Related