Europa advierte de que la vacuna no es suficiente frente a ómicron y pide medidas "contundentes" con urgencia

Además la ECDC ha señalado que será la variante dominante en el continente antes de marzo de 2022.
Enfermera realiza test para la detección de covid-19.
Enfermera realiza test para la detección de covid-19.
Future Publishing via Getty Images

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) considera “muy probable” que la variante ómicron del virus de la covid-19 cause más hospitalizaciones y muertes que la cepa delta y ante este escenario alerta de que la vacunación no será suficiente para frenar su transmisión.

La directora del ECDC, Andrea Ammon ha considerado que “la vacunación por sí sola no permitirá prevenir el impacto de la variante ómicron, porque no habrá tiempo para abordar las lagunas de vacunación que aún existen”. Así, ve “urgente” que se tomen medidas “contundentes” para “reducir la transmisión y aliviar la pesada carga que soportan los sistemas sanitarios y proteger a los más vulnerables en los próximos meses”.

Igualmente, el organismo europeo apunta que pese a que delta “sigue siendo actualmente la variante más prevalente”, las predicciones de los modelos, y dependiendo de la ventaja de crecimiento y el nivel de escape inmunológico, avanzan que “es probable que ómicron se convierta en la variante dominante en los dos primeros meses de 2022″. Este pronóstico también lo ha lanzado este miércoles la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, que ha insistido que ómicron será la cepa dominante en enero.

“Incluso si la gravedad de la enfermedad causada por ómicron es igual o menor que la gravedad de delta, el aumento de la transmisibilidad y el consiguiente crecimiento exponencial de los casos superarán rápidamente cualquier beneficio de una gravedad potencialmente reducida. Por lo tanto, se considera muy probable que ómicron provoque más hospitalizaciones y muertes, además de las que ya se esperan de las previsiones anteriores con delta”, explica el ECDC en un informe publicado este miércoles.

El ECDC también señala que ya existe transmisión comunitaria de ómicron en Europa, y espera “un nuevo y rápido aumento de los casos de ómicron en los próximos dos meses”.

Ammon ha comentado, no obstante, que la eficacia de las vacunas contra la enfermedad grave por delta “sigue siendo alta, por lo que la vacunación sigue siendo un componente clave para reducir el impacto de ómicron y hacer frente a la circulación de delta”.

Por ello, ha pedido a los países europeos que “redoblen sus esfuerzos para aumentar la vacunación completa en las personas aún no vacunadas o parcialmente vacunadas, así como para administrar dosis de refuerzo a todos los elegibles lo antes posible”.