El FMI empeora la previsión de crecimiento de España en 2022 y frena la expectativa de crecimiento mundial

Y apunta que PIB español subió un 4,9% en 2021, más de lo calculado en la última previsión.
Un trabajador en una fábrica de Vigo
Un trabajador en una fábrica de Vigo
Europa Press News via Getty Images

Una de cal y otra de arena para España. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha decidido empeorar las estimaciones de crecimiento económico de España para 2022, al tiempo que ha revisado al alza las de 2023, según se desprende de la actualización de enero de su informe bianual ‘Perspectiva Económica Mundial’, publicado este martes.

España no es ajena al resto del mundo, sobre el que advierte el FMI que su economía crecerá menos de lo previsto a lo largo de 2022. Las nuevas proyecciones del organismo contemplan una expansión del PIB mundial del 4,4% en 2022, lo que supone un recorte de medio punto porcentual respecto de las previsiones del pasado octubre y una brusca desaceleración respecto del crecimiento del 5,9% de 2021.

“La revisión al alza del crecimiento mundial para 2023 no es suficiente para recuperar el terreno perdido debido a la rebaja de 2022”, afirma el FMI, que calcula que el crecimiento mundial acumulado durante 2022 y 2023 será 0,3 puntos porcentuales inferior al pronóstico del pasado otoño.

Los datos de España

De vuelta a España, el FMI estima ahora que el producto interior bruto (PIB) de España registró un crecimiento del 4,9% en el pasado 2021, lo que supone una revisión al alza de tres décimas en comparación con la previsión anterior, publicada en el mes de diciembre tras la visita de los técnicos del FMI para la elaboración del informe del ‘Artículo IV’. En comparación con la anterior edición del informe ‘Perspectiva Económica Mundial’, publicada en octubre, la previsión ha empeorado en ocho décimas.


A futuro, el organismo multilateral espera que la economía española se expanda un 5,8% este año, lo que supone un ajuste a la baja de seis décimas en comparación con las previsiones de octubre. En comparación con las estimaciones publicadas en diciembre, la previsión ha quedado sin cambios.

El incremento para 2023 ha quedado situado en el 3,8%, 1,2 puntos más que las proyecciones de octubre.

Ómicron y la inflación, entre los culpables del ‘frenazo’ mundial

Las nuevas estimaciones de este martes del FMI van en la misma línea para el conjunto de los países a nivel global: revisiones a la baja para 2022 y al alza para 2023. El organismo liderado por Kristalina Georgieva ha explicado que las revisiones generalizadas a la baja para este año son la consecuencia del repunte de la pandemia por la variante ómicron, el alza de los precios de la energía, los problemas logísticos y la elevada inflación.

“La revisión al alza del crecimiento mundial para 2023 no es suficiente para recuperar el terreno perdido debido a la rebaja de 2022”

- Informe del FMI

“La continua recuperación mundial se enfrenta a múltiples desafíos a medida que la pandemia entra en su tercer año”, ha señalado la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, para quien los problemas de suministro aún pesan sobre la actividad y están contribuyendo a una mayor inflación, lo que se suma a las presiones de la demanda y los precios de alimentos y la energía, que ante una deuda récord, restringe la capacidad de muchos países para hacer frente a nuevas perturbaciones.

Entre las principales causas de este ajuste en las proyecciones del FMI destaca la revisión a la baja en 1,2 puntos porcentuales del crecimiento esperado en Estados Unidos en 2022, hasta el 4%, por el giro de la política de la Reserva Federal, los problemas de suministro y las trabas al plan de infraestructuras de la Casa Blanca. Asimismo, el FMI considera que la política de tolerancia cero con la Covid-19 y la inestabilidad financiera del sector inmobiliario limitarán el crecimiento de China este año al 4,8%, frente al 5,6% esperado el pasado otoño.


Las proyecciones del Fondo contrastan con las del Gobierno. De acuerdo al último cuadro macro, publicado en septiembre, el Ejecutivo espera que el crecimiento final de España en 2021 sea del 6,5%, 1,6 puntos por encima de la del FMI. Al tiempo, considera que en 2022 la economía se expandirá un 7%, lo que supondría estar 1,2 puntos por encima de la previsión del Fondo.

El Banco de España, que publicó a mediados de diciembre sus últimas previsiones, calcula que la economía española creció un 4,5% en el conjunto de 2021, mientras que para 2022 se elevará un 5,4%.

Revisiones también en la Eurozona

Para el conjunto de la eurozona, las nuevas previsiones del FMI sitúan el alza del PIB en el 3,9% para 2022, cuatro décimas menos, y en el 2,5% en 2023, cinco décimas más. Asimismo, el FMI ha revisado a la baja el PIB de Alemania en ocho décimas para 2022, hasta el 3,8%, y lo ha elevado en nueve décimas para 2023, hasta el 2,5%.

Francia e Italia han registrado un descenso en sus estimaciones de PIB de cuatro décimas, hasta el 3,5% y el 3,8% en ambos casos. Para 2023, su crecimiento ha quedado fijado en el 1,8% en el caso de Francia, sin cambios, y en el 2,2% para Italia, seis décimas más.