INTERNACIONAL
22/03/2021 08:40 CET

Erdogan retira a Turquía de la Convención de Estambul sobre violencia contra las mujeres

Cientos de personas se han manifestado en las calles durante el fin de semana para protestar tras la decisión.

Getty
Una manifestante contra la retirada de Turquía del Convenio de Estambul.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha firmado un decreto presidencial en el que se estipula la retirada de su país de la Convención de Estambul sobre los Derechos de las Mujeres, si bien varios miembros del Gobierno han ratificado en las últimas horas el compromiso de las autoridades con la protección de las mujeres en el país.

La Convención del Consejo de Europa sobre la violencia contra las mujeres y la prevención y lucha contra la violencia doméstica ha sido cancelada por la República de Turquía”, reza el decreto publicado esta mañana de sábado en la Gaceta de Turquía, su equivalente al Boletín Oficial del Estado. Esta convención comprendía a más de 40 países y llegó a ser firmada por el propio Erdogan en 2011, cuando ejercía como primer ministro.

Previamente, la ministra de Familia, Trabajo y Servicios Sociales, Zehra Zumrut Selcuk, había asegurado en Twitter que los derechos de las mujeres están garantizados en la legislación nacional, especialmente en la Constitución.

“La violencia contra las mujeres, sobre todo, es un crimen de lesa humanidad y luchar contra esto es una cuestión de derechos humanos. Lo que realmente importa son los principios. En esta dirección, continuaremos luchando con decisión contra la violencia bajo el principio de ‘tolerancia cero’ hoy y mañana, como lo hicimos ayer”, según su mensaje.

El religioso Ahmet Mahmut Unlu, considerado afín al Gobierno, ha lanzado loas en Twitter. “Alabado sea nuestro Alá”, ha publicado en un mensaje en el qeu agradece a Erdogan haber salido de una convención “que nos impusieron los infieles (...) para fomentar la perversión y la perdición de nuestra generación”.

Manifestaciones en todo el país

Tras el anuncio, cientos de personas se han manifestado en Estambul, Ankara y otras ciudades turcas convocados por grupos de defensa de los derechos de las mujeres, abogados y políticos de la oposición. “Anulad la decisión, aplicad la convención”, han coreado los manifestantes concentrados en el barrio de Kadikoy de Estambul.

En las pancartas se podían leer consignas como “las mujeres no se achantan” o “igualdad para las mujeres” y se han visto banderas arcoiris como las utilizadas por el movimiento LGTB. Un vídeo difundido en redes sociales muestra cómo han citado los nombres de mujeres asesinadas por hombres.

“Abandonar el tratado supone poner en peligro la vida de las mujeres ante los feminicidios y la violencia machista”, ha argumentado una de las asistentes, Mervenur, de 23 años. “Quiere decir que no nos importa que se asesine a mujeres”, ha añadido, según recoge la agencia de noticias DPA.

También ha habido protestas en Esmirna, Eskisehir, Adana, Hatay y Mersin convocadas por organizaciones como el Partido Democrático de los Pueblos (HDP). “Con esta decisión, la coalición machista del Partido Justicia y Desarrollo (AKP de Erdogan) y el Partido de Acción Nacionalista (MHP) vuelve a confirmar su hostilidad con las mujeres”, ha denunciado el Consejo de Mujeres del HDP.

La formación recuerda que Turquía se sumó a la convención en 2011 con el apoyo de todos los partidos con representación parlamentaria y argumenta por ello que “su abolición es un golpe de Estado de los gobernantes machistas”. “El Gobierno está allanando el camino a la violencia contra las mujeres, legitimando los feminicidios, privando a las mujeres de su derecho a la vida, rechazando la igualdad de género y expulsando a las mujeres del espacio público”, ha advertido.

Para la ONG Detengamos el Feminicidio, la decisión pone en peligro las vidas de millones de mujeres del país. “No puedes encerrar a millones de mujeres en sus casas, ni borrar a millones de mujeres de las calles”, ha declarado la secretaria general de la formación, Fidan Ataselim, en un vídeo también publicado en Twitter.

Según la organización, al menos 300 mujeres fueron asesinadas solo el año pasado en Turquía, cuya sociedad se ha visto conmocionada en los últimos días por la violación y el asesinato de una mujer de 92 años y un vídeo publicado de un hombre que abusaba sexualmente de su exmujer.

Condena del Consejo de Europa

La secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic, ha calificado de “devastadora” la retirada de Turquía del convenio, “ampliamente considerado como el estándar en los esfuerzos internacionales para proteger a las mujeres y las niñas de la violencia que enfrentan todos los días en nuestras sociedades”.

“Esta medida es un gran revés para estos esfuerzos y aún más deplorable porque compromete la protección de las mujeres en Turquía, en toda Europa y más allá”, ha manifestado.

También el Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha defendido este tipo de iniciativas en contraste con los “retrocesos”. “No podemos menos que lamentar profundamente y expresar nuestra incomprensión hacia la decisión del Gobierno turco de retirarse de esta convención”, ha apuntado Borrell en un comunicado.

“Esta decisión podría poner en riesgo la protección de los derechos fundamentales de las mujeres y niñas de Turquía y además envía un mensaje peligroso para todo el mundo”, ha añadido. Por ello, insta a Turquía a dar marcha atrás en esta decisión. “Esperamos que Turquía regrese pronto a la defensa de los derechos de mujeres y niñas junto a la UE”, ha remachado.

Por su parte, el diputado del opositor Partido Democracia y Progreso (DEVA), Mustafá Yeneroglu, ha denunciado que Erdogan busca obtener el apoyo de pequeños partidos conservadores. “Muchas personas religiosas están convencidas de que la Convención de Estambul alienta y está allí para promover el modo de vida de los homosexuales y está en contradicción con los valores tradicionales turcos”, ha explicado.

La homosexualidad no es ilegal en Turquía pero la comunidad LGBTQ es objeto de ataques por parte de simpatizantes ultraconservadores que responsablizan a los convenios europeos de contravenir las restricciones que proclama el sector mas tradicionalista, y que también afectan a las mujeres.

El principal partido de oposición del país, el Partido Republicano del Pueblo (CHP) ha repudiado la decisión de Erdogan. “No se puede privar a 42 millones de mujeres de sus derechos en un decreto de la noche a la mañana”, ha lamentado su líder, Kemal Kilicdaroglu, en un video compartido en Twitter.

“Prometo defender los derechos de todas las mujeres en todas las plataformas hasta el final”, ha añadido Kilicdaroglu, quien ha instado todas las mujeres a defender sus derechos contra quienes “convierten sus vidas en un infierno”.

“Volveremos la convención a pesar de usted y su maldad (de Erdogan)”, ha agregado en Twitter la vicepresidenta del CHP, Gokce Gokcen, antes de denunciar que la retirada por decreto es “ilegal e ignora la voluntad del Parlamento”.

 
Photo gallery Protestas contra la violencia machista See Gallery

NUEVOS TIEMPOS