Finlandia aprueba oficialmente la solicitud para su entrada en la OTAN

La adhesión se realizará con la intención de "maximizar" sus opciones de seguridad tras la invasión rusa de Ucrania.
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y el presidente del país, Sauli Niinistö.
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y el presidente del país, Sauli Niinistö.
via Associated Press

El presidente de Finlandia, Sauli Niinistö , y la primera ministra del país, Sanna Marin, han anunciado este domingo la solicitud de la entrada del país en la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con la intención de “maximizar” sus opciones de seguridad tras la invasión rusa de Ucrania.

Marin ha expresado su deseo de que el proceso de ratificación sea “tan rápido y fluido como sea posible” y que “ningún miembro de la organización ha avisado de problemas al respecto”, en referencia a las declaraciones formuladas el viernes por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, sobre su disconformidad ante los planes de adhesión de Finlandia y Suecia.

Erdogan expresó su malestar tras denunciar que los países escandinavos otorgaban un trato favorable a organizaciones como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), declarado grupo terrorista por su país y estimó, citando el caso de Grecia, que la incorporación a la OTAN rara vez soluciona tensiones territoriales.

Niinistö, en respuesta, ha reconocido su “confusión” sobre la postura turca y aseguró que el mandatario se había mostrado “complacido” y “partidario” de la incorporación. “El viernes escuchamos algo distinto y el sábado volvía estar abierto a la incorporación y después al contrario: queremos una respuesta clara al respecto y esperamos hablar con Erdogan sobre los problemas que plantea”, ha añadido.

Sobre la reacción de Rusia, el presidente ha indicado que “la pertenencia a la OTAN no cambia la geografía” entre ambos países vecinos y que en su conversación telefónica con Putin mantenida el sábado, y en la que le informó personalmente de la decisión de unirse al bloque, ambos líderes recordaron aspectos de cooperación bilateral desvinculados de la Alianza Atlántica “que tenemos que cuidar en un futuro”.

Los socialdemócratas gobernantes en Suecia dan el visto bueno al ingreso en la OTAN

El Partido Socialdemócrata Sueco, que lidera un Gobierno en solitario en minoría en el país, ha anunciado este domingo, al finalizar la reunión extraordinaria de su cúpula que ofrecerá su apoyo al ingreso del país en la OTAN.

Un importante paso de los socialdemócratas que hace seis meses aprobaron en su último congreso continuar con su postura contraria a la OTAN. Con esta nueva medida otorgarán una clara mayoría parlamentaria a los partidarios de entrar en la Alianza.

“La dirección socialdemócrata ha decidido en su reunión del 15 de mayo que el partido trabajará para que Suecia solicite su entrada en la OTAN”, han señalado en un comunicado, en el que destaca su “reserva unilateral” contra que se desplieguen armas nucleares.

Las amenazas de Rusia

Niinistö habló este sábado con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y le detalló su intención de unirse a la OTAN porque la “invasión masiva de Ucrania por parte de Rusia en febrero de 2022 ha alterado el entorno de seguridad” de su país.

Tras la afirmación del líder finlandés, el dirigente ruso advirtió del “impacto negativo” que habría en las relaciones bilaterales. “El rechazo de Finlandia a la política de neutralidad” con su entrada en la OTAN “podría tener un impacto negativo en las relaciones ruso-finlandesas”, manifestó, según recogió la agencia rusa TASS.

Pero fue el comunicado del Ministerio de Exteriores ruso del pasado jueves el que levantó la voz de alarma, con una amenaza seria. El departamento que dirige Sergei Lavrov aseguró en un comunicado que la entrada de Finlandia en la OTAN podría tener “represalias de carácter militar-técnico y de otro tipo”.

La OTAN apela al consenso

La OTAN ha apelado este domingo al consenso y a la “impecable unidad” durante la guerra en Ucrania para avanzar también en la adhesión de Finlandia y Suecia a la organización militar, salvando las reticencias de Turquía que amenaza con un bloqueo alegando que ambos países escandinavos han acogido a “terroristas” en el pasado.

El secretario general adjunto de la OTAN, Mircea Geoana, ha revelado que está seguro de que si Finlandia y Suecia solicitan su entrada, “seremos capaces de darles la bienvenida y encontrar todas las condiciones para tener consenso”.