INTERNACIONAL
02/07/2020 21:29 CEST | Actualizado 03/07/2020 12:14 CEST

Juan Guaidó: "Zapatero no está con la libertad y con los demócratas"

Entrevista con el presidente encargado de Venezuela.

REUTERS
Juan Guaidó, en una imagen de marzo de 2019.

Ha pasado un año, 5 meses y 7 días desde que el líder de EEUU, Donald Trump, se implicó de lleno en la crisis de Venezuela al reconocer a Juan Guaidó “presidente interino” del país.Guaidó se encuentra ahora en un periodo en el que le toca defenderse y demostrar que el suyo no es el enésimo intento de derribar al chavismo abocado al fracaso. Moviéndose entre acusaciones de haber perpetrado un golpe de Estado e incluso de ser un agente de la CIA, Guaidó parecía que tenía el respaldo suficiente—desde Trump a más de 60 países, entre ellos España— para desalojar a Nicolás Maduro y abrir una nueva etapa en el país latinoamericano.

En plena montaña rusa, ha recibido este jueves un balón de oxígeno: la Justicia británica le ha dado el control del oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra.

Es un respiro, dado que el “presidente encargado” ha perdido buena parte de poder. Mensajes contradictorios, como el de Trump asegurando que no descarta una reunión con Maduro, o las críticas del expresidente del Gobierno español José Luis Rodrígez Zapatero —“Hay gobiernos que se arrepienten de haber reconocido a Guaidó como presidente de Venezuela”— son la prueba. Guaidó, pese a todo, dice sentirse “respaldado” y contar con los apoyos de siempre.

¿Se siente abandonado por los países que le reconocieron como presidente electo, entre ellos España?

Siento el apoyo de la inmensa mayoría del mundo. Son 60 países los que han reconocido nuestro Gobierno encargado como legítimo. Es además un número creciente. El último país que se ha unido lo ha hecho el día 1 de julio: Eslovaquia se ha sumado a los 24 países de la Unión Europea que nos reconocen. El presidente español Pedro Sánchez y la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, también están de nuestro lado. Hemos sentido siempre la solidaridad de España y de sus instituciones representativas.

¿Qué opina de la tesis de Zapatero de que hay gobiernos que se arrepienten de haberle reconocido como presidente? ¿Ha hablado con él en los últimos meses?

No, no hablo con Zapatero desde hace mucho. Sí lo he hecho con el expresidente Felipe González o con la ministra González Laya. Con González conversé hace un par de semanas atrás en un Foro sobre democracia y transiciones; también lo hice con el expresidente José María Aznar. No tiene mucha importancia que no haya hablado con Zapatero. Hace tiempo que creemos que el presidente Zapatero tomó partido por el dictador, y que, por tanto, no está legitimado para mediar. Sus declaraciones son una constatación de ese hecho. No está con la libertad y los demócratas, sino con el dictador.

¿Cómo valora que Trump cuestione su apoyo y no descarte reunirse con Maduro?

La posición de Estados Unidos sobre Maduro es de un rechazo contundente. No solo de Trump, sino también del Partido Demócrata. El propio presidente estadounidense afirmó que, de verse con Maduro, sólo sería para hablar de una salida pacífica del poder.

El apoyo constante de EEUU y de su presidente a la causa de la democracia y a nuestro Gobierno es incuestionable

El apoyo constante de EEUU y de su presidente a la causa de la democracia y a nuestro Gobierno es incuestionable. Así lo sentimos nosotros. Lo que nos importa son los hechos, y los hechos son incontestables.

¿En qué está centrando su trabajo ahora como presidente electo?

En denunciar ante mis compatriotas y ante el mundo la brutal opresión que sufre nuestro pueblo por parte de la dictadura. Nuestra lucha se centra ahora en que el dictador no consume una farsa electoral que quiere representar en diciembre. Mientras tanto, estamos del lado de nuestro pueblo luchando contra la escasez y la pobreza. En Venezuela faltan ya los bienes más esenciales.

Nuestra lucha se centra ahora en que el dictador no consume una farsa electoral que quiere representar en diciembre

Desde que fui reelecto Presidente de la Asamblea Nacional el 5 de enero de este año y juramentado por el Parlamento como Presidente encargado de Venezuela el 7 de enero, no hemos dejado de luchar por el cambio que urge en el país. La situación es de extrema gravedad, y nuestro trabajo principal es recabar, mantener e incrementar la conciencia nacional e internacional sobre la dictadura, y la esperanza y la confianza en un futuro de libertad, justicia y prosperidad para nuestro pueblo. 

Cada día que pasa, la dictadura está más débil. Nuestro desafío más importante es mantener la esperanza de que ese futuro está ya cerca. La dictadura oprime más fuerte cuando más débil está, pero resistiremos y venceremos.

Photo gallery Guaidó se autoproclama presidente de Venezuela See Gallery

NUEVOS TIEMPOS