Insinuaciones, acoso y tocamientos: un informe desvela abuso "sistémico" en el fútbol femenino en EEUU

La investigación halla actuaciones “desgarradoras y profundamente preocupantes” en el sector, desde entrenamientos abusivos hasta desdibujar el límite entre entrenador y jugadoras.
El entrenador Paul Riley, con la jugadora McCall Zerboni.
El entrenador Paul Riley, con la jugadora McCall Zerboni.
Andy Mead/YCJ/Icon Sportswire via Getty Images

Una investigación independiente sobre el fútbol profesional femenino estadounidense ha dictaminado que ni la Federación (US Soccer) ni la Liga Nacional (NWSL) proporcionaron un entorno seguro para las futbolistas y la existencia de abusos de forma “sistémica”.

“Nuestra investigación ha revelado una liga (NWSL) en la que el abuso y la mala conducta (abuso verbal y emocional y mala conducta sexual) se habían vuelto sistémicos, abarcando múltiples equipos, entrenadores y víctimas”, indica el informe publicado este lunes, de más de 300 páginas y que está dirigido por la exfiscal general interina Sally Q. Yates.

“comenzando en las ligas juveniles, que normaliza el entrenamiento verbalmente abusivo y desdibuja los límites entre entrenadores y jugadoras”

La investigación, basada en más de 200 entrevistas, apunta que el abuso en la NWSL “tiene sus raíces en una cultura más profunda en el fútbol femenino, comenzando en las ligas juveniles, que normaliza el entrenamiento verbalmente abusivo y desdibuja los límites entre entrenadores y jugadoras”.

Hallazgos “desgarradores y profundamente preocupantes”

“En más de 200 entrevistas, escuchamos informe tras informe de diatribas implacables y degradantes; manipulación que trataba de poder, no de mejorar el rendimiento; y represalias contra quienes intentaron presentarse”, subraya este informe.

Sin embargo, recalca que “aún más inquietantes fueron las historias de conducta sexual inapropiada”. “Las jugadoras describieron un patrón de comentarios cargados de contenido sexual, insinuaciones sexuales y tocamientos sexuales no deseados, y relaciones sexuales coercitivas”, señala.

“Las jugadoras describieron un patrón de comentarios cargados de contenido sexual, insinuaciones sexuales y tocamientos sexuales no deseados, y relaciones sexuales coercitivas”

“Estos hallazgos son desgarradores y profundamente preocupantes. El abuso descrito es imperdonable y no tiene lugar en ningún campo de juego, en ningún centro de entrenamiento o lugar de trabajo. Como organismo rector nacional de nuestro deporte, US Soccer está totalmente comprometido a hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar que todos los jugadores, en todos los niveles, tengan un lugar seguro y respetuoso para aprender, crecer y competir”, señaló la presidenta de US Soccer, Cindy Parlow Cone.

Según indicó la cadena CNN, este informa sale a la luz aproximadamente un año después de que apareciese uno de The Athletic detallando las acusaciones de coerción sexual y mala conducta contra Paul Riley, entrenador de tres franquicias de la NWSL durante ocho temporadas y que fue despedido por North Carolina Courage tras conocerse esta información, aunque el técnico negó las acusaciones.

A raíz de ese informe, el comisionado de la NWSL renunció y la liga canceló todos los partidos programados para ese fin de semana. Para finales de año, la mitad de los equipos de la liga se habían separado de sus entrenadores tras las quejas de las jugadoras, advierte la investigación de Yates.

Sororidad

Feminismo de la 'A' a la 'Z': todas las palabras que deberías saber

Alexia Putellas, protagonista del partido... y del postpartido

Récord de asistencia en el fútbol femenino con el Barça-Real Madrid en el Camp Nou