Irán supera las 500 ejecuciones en 2022, el año más letal del país en el último lustro

Irán supera las 500 ejecuciones en 2022, el año más letal del país en el último lustro

La Justicia iraní ahorcó este domingo a cuatro personas condenadas a muerte por colaborar con el Mosad

Una mujer camina frente a un mural con la bandera de Irán situado en una de las calles de Teherán
Una mujer camina frente a un mural con la bandera de Irán situado en una de las calles de TeheránROUZBEH FOULADI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Las autoridades iraníes han ejecutado en lo que va de año a más de 500 personas, según el recuento elaborado por la ONG Iran Human Rights (IHR), con lo que 2022 supera a los cinco años anteriores en ejecuciones de la pena capital.

El grupo denuncia además que más de la mitad de los ejecutados el mes pasado eran de la minoría baluche. En todo el año los baluches suponen el 30 por ciento de las ejecuciones pese a que suponen entre el 2 y el 6 de la población de Irán.

HRI ha denunciado esta práctica “cruel e inhumana” y ha criticado “la ejecución de presos políticos por delitos relacionados con la seguridad supone una violación del Derecho Internacional Humanitario.

El grupo ha mencionado en particular a Hosein Ordujanzado, Shahin Imani Moah, Milad Ashrahan Atbatan y Manuchehr Bejandi, condenados a muerte por colaborar con el Mossad israelí, según un comunicado recogido por su agencia oficial de noticias, Mizan.

Los cuatro ahorcados formaban parte de “una red que bajo la dirección de los oficiales de inteligencia del régimen sionista (Israel), realizaban secuestros armados” y recibían el pago por sus trabajos en “monedas digitales”.

Esta red llevó a cabo secuestros y obtuvo “confesiones falsas”, además de la destrucción de bienes públicos y privados y sus miembros fueron arrestados con la cooperación del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria y el Ministerio de Inteligencia de Irán, explicó el citado medio.

El caso fue investigado por el Tribunal Supremo del país, según la fuente, y finalmente se emitió el veredicto final para “siete” de los acusados de esa banda, de la que otros tres fueron condenados a entre 5 y 10 años de prisión por atentar contra la seguridad del país, complicidad en los secuestros y llevar armas.

Irán e Israel mantienen una guerra encubierta que incluye ciberataques, supuestos asesinatos a científicos nucleares iraníes y sabotajes a barcos, aunque ninguno de los dos países suele reconocer públicamente sus acciones.

El Estado judío considera a la República islámica como su principal enemigo, y ataca también desde hace años posiciones militares iraníes o de milicias aliadas en Siria para repeler su presencia en la región.

Según las estadísticas que maneja la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional, Irán es, con más de 300 ahorcamientos al año, uno de los cinco países del mundo que más penas capitales ejecuta, junto a China y Arabia Saudí.