Javier Ruiz explica la manipulación de la que ha podido ser víctima España y que pagaremos todos

Javier Ruiz explica la manipulación de la que ha podido ser víctima España y que pagaremos todos

Con ejemplos de andar por casa.

CADENA SER
Javier Ruiz, en la Cadena Ser.CADENA SER

El periodista de la Cadena Ser Javier Ruiz ha explicado con ejemplos de andar por casa cómo ha podido afectar a España el cartel que habrían formado Deutsche Bank y Rabobank, después de que la Comisión Europea los haya acusado de distorsionar la competencia en el mercado de deuda soberana denominada en euros, mediante el intercambio de información sensible y otras prácticas contrarias a las reglas de la Unión Europea entre 2005 y 2016.

“Lo que ocurrió fundamentalmente es que Deutsche Bank y Rabobank manipularon, encarecieron, los productos con los que se financiaba España. Para que la gente nos entienda: imagínese usted que va a pedir una hipoteca al banco y pide una hipoteca a un banco y otra a otro distinto. A dos bancos diferentes para que le hagan dos ofertas diferentes, para ver cuál de las dos es mejor”, ha empezado explicando Javier Ruiz en Hoy por Hoy.

“Usted confía en que esos bancos van a competir entre ellos y que le van  a hacer una buena oferta. Esto es exactamente lo que hacía España en aquellos momentos. España pedía financiación y se los pedía a esos dos bancos. ¿Y qué es lo que estaba ocurriendo por detrás, por debajo de la mesa? Esos dos bancos se estaban coordinando mediante emails, mediante chats, el precio que cobraban a los países que les pedían financiación”, ha señalado el periodista.

“Dice Bruselas que estaban pactando qué primas te pedían, qué sobreprecio pagabas. La metáfora de la hipoteca es como si esos bancos a los que acude no solamente pactan, sino que además pactan cobrarle a usted más. Eso es exactamente lo que pasó, dice ahora competencia”, señala.

Ruiz ha subrayado que todo eso afectaba a “todo lo que llevara el sello oficial de España: desde bonos del Estado, a la deuda que pide el Gobierno, lo que piden las autonomías, hasta lo que piden los Ayuntamientos y todo bono que tuvieran el aval del Estado”.

“Aquello que no  nos iba a costar un duro nos ha costado 1.085 euros a cada español. Todo ahora después de visto todo esto, con manipulación de mercado que nos infló esa factura”, ha señalado.

En el pliego de cargos remitido a las dos entidades, el Ejecutivo comunitario les informa de sus sospechas respecto a que durante esos años usaron intermediarios para intercambiar informaciones comerciales “sensibles” y coordinaron sus estrategias de precios y de negociación de cara a las negociaciones en el mercado secundario de deuda soberana en el espacio económico europeo.