Kim Jong Un declara la victoria sobre la COVID-19 y acusa a Seúl de haber introducido el virus

"Si el enemigo continúa haciendo cosas peligrosas que pueden introducir virus en nuestra república, responderemos erradicando no solo el virus sino también a las autoridades de Corea del Sur", asegura la hermana del dictador norcoreano.
Imagen de archivo de un discurso del dictador norcoreano Kim Jong Un.
Imagen de archivo de un discurso del dictador norcoreano Kim Jong Un.
Chung Sung-Jun via Getty Images

El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha declarado este miércoles la victoria en la lucha contra la crisis sanitaria provocada en su país contra la COVID-19.

“Declaro solemnemente la victoria en la campaña antiepidémica de máxima emergencia para exterminar el nuevo coronavirus que había incursionado en nuestro territorio y proteger la vida y la salud de las personas”, ha asegurado el dirigente norcoreano en declaraciones recogidas por la agencia KCNA.

Por este motivo, el Gobierno de Corea del Norte ha decidido reducir el nivel de cuarentena “máxima de emergencia” a un aislamiento más flexible, según ha podido recoger la agencia surcoreana Yonhap.

“Nuestro partido y Gobierno han evaluado la situación de cuarentena actual y (...) han llegado a la conclusión de que la virulenta crisis epidémica que se ha creado en el país ha sido completamente resuelta”, ha detallado Kim en su discurso al Comité Central de Partido Comunista.

La declaración de victoria contra la COVID-19 se interpreta como un aparente triunfo ante Corea del Sur, puesto que desde Pyongyang acusan a Seúl de haber introducido el coronavirus desde la frontera entre ambos países.

La hermana del dictador amenaza a Seúl

Kim Yo Jong, hermana menor del dirigente de Corea del Norte, ha asegurado que la crisis nacional ha sido “claramente causada por la locura de confrontación antirrepublicana de los enemigos que están tratando de aplastar a nuestro país encendiendo la crisis sanitaria mundial”, ha informado Yonhap.

“El hecho de que el área cercana a la línea del frente sea la fuente inicial del brote nos hizo sentir profundamente preocupados y sospechosos de Corea del Sur”, ha agregado durante su intervención ante el Comité, asegurando que se debe tomar “una respuesta fuerte” en represalia.

“Si el enemigo continúa haciendo cosas peligrosas que pueden introducir virus en nuestra república, responderemos erradicando no solo el virus sino también a las autoridades de Corea del Sur”, ha agregado Kim.

Durante lo peor de la ola de COVID-19 en el país asiático en mayo se registraron hasta 200.000 casos en tan solo un día. Desde finales de julio, sin embargo, se han registrado sucesivamente cero casos, llevando a Pyongyang a rebajar las medidas de aislamiento.

El desfile en Corea del Norte