La primera decisión de Elon Musk como dueño de Twitter: despedir a los altos cargos

La primera decisión de Elon Musk como dueño de Twitter: despedir a los altos cargos

Uno de los ejecutivos despedidos habría sido escoltado por miembros de seguridad fuera de las oficinas centrales

Elon Musk entra en la sede de Twitter con un lavabo en las manos
Elon Musk entra en la sede de Twitter con un lavabo en las manoswitter account of Elon Musk/AFP via Getty Images

El multimillonario Elon Musk ya es el nuevo dueño de Twitter después de completar la compra de la red social por un valor de 44.000 millones de dólares. Además, el hombre más rico del mundo ha tomado su primera decisión en el cargo: despedir a cuatro de sus máximos responsables, entre ellos el consejero delegado, Parag Agrawal, según informaciones publicadas por The New York Times, The Washington Post y la CNN, que citaron a fuentes anónimas conocedoras de la situación.

Los otros tres ejecutivos despedidos son el jefe financiero de Twitter, Ned Segal; la máxima responsable legal y de políticas, Vijaya Gadde; y el abogado principal de la firma, Sean Edgett, responsables de la eliminación de la cuenta de Donald Trump de la red social.

De acuerdo con los medios, por lo menos uno de los ejecutivos despedidos fue escoltado por miembros de seguridad fuera de las oficinas centrales de Twitter en San Francisco, en las que Musk ha pasado su primer día como propietario donde se le ha visto en la cafetería conversado con los trabajadores .

Los accionistas de la compañía, una vez completada la compra, recibirán 54,20 dólares por cada acción y Twitter pasará a ser propiedad del magnate, que ya ha anunciado sus planes de cambiar las políticas de moderación de contenido de la red social apostado por “una mayor libertad de expresión”, según ha recogido la cadena CNN.

Musk ha expresado en reiteradas ocasiones no estar de acuerdo con la práctica de la red de social de prohibir el acceso a la misma de forma permanente a aquellos usuarios que violan repetidamente sus políticas, lo que plantea la posibilidad de que usuarios, como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, regresen a la plataforma.

Unas horas antes, Musk había confirmado que iba a comprar la red social y dijo que lo hacía “por el futuro de la civilización”, cuando quedaban poco más de 24 horas para que expirara el plazo que le había dado una jueza para abrir un proceso si no se formalizaba la compra.

El propietario de Tesla y SpaceX emitió por la propia red social un mensaje destinado “a los anunciantes” de Twitter en el que quiso explicar las razones que lo llevan a comprar la red y citó en primer lugar que “es importante para el futuro de la civilización tener una plaza digital común donde pueda debatirse de manera sana un amplio espectro de creencias”. Además, adelantó que la publicidad tendrá un lugar relevante en la red en adelante.

Musk reconoció en su mensaje que las redes sociales corren el riesgo de aumentar la polarización de la opinión pública entre la extrema derecha y la extrema izquierda, algo en lo que también han caído los medios tradicionales, y él quiere contribuir a superar este riesgo “para ayudar a la Humanidad” que amo, y “no para hacer dinero”, señala el hombre más rico del mundo.

El magnate dice que según su visión Twitter “no puede convertirse en un infierno gratis para todos, donde puede decirse cualquier cosa sin consecuencias”, sino que debe “respetar las leyes”.

La plataforma debe convertirse -prosigue- “en un lugar cálido y acogedor para todos, donde cada uno puede elegir su experiencia deseada según sus preferencias”, y la compara con la experiencia de ver cine o jugar a videojuegos según la edad de cada persona.

Sobre la publicidad en Twitter, dice que los anuncios, “si son bien entendidos, pueden entretener, complacer e informar” al usuario, explicándole por ejemplo que existe un tratamiento médico nuevo.

“Fundamentalmente -concluye en su menaje a los anunciantes- Twitter aspira a convertirse en la plataforma de publicidad más respetada del mundo que fortalecerá tus marcas y hará crecer tu empresa. Construyamos juntos algo extraordinario”.