Qatar reconoce ahora la muerte de "entre 400 y 500" obreros migrantes en las obras para el Mundial

Qatar reconoce ahora la muerte de "entre 400 y 500" obreros migrantes en las obras para el Mundial

Hasta ahora solo había admitido la muerte de 40 trabajadores, pero el dato sigue siendo muy diferente a las 6.500 defunciones que denunció 'The Guardian'.

Hassan Al Thawadi, uno de los jefes de la Copa del Mundo de Qatar. 
Hassan Al Thawadi, uno de los jefes de la Copa del Mundo de Qatar. Michael Regan - FIFA via Getty Images

Hassan Al Thawadi, uno de los responsables de la organización del Mundial de Qatar 2022, ha reconocido la muerte de “entre 400 y 500” obreros emigrantes durante los preparativos para el torneo.

En una entrevista con la cadena británica TalkTV, Al Thawadi ha admitido estas muertes, después de que el periódico británico de The Guardian llevase a cabo una investigación que cifró los fallecidos en 6.500.

Hasta ahora, Qatar solo había reconocido la muerte de 40 emigrantes en la construcción de los estadios.

“Cada año la seguridad en estos sitios está mejorando. Creo que en general, la necesidad de una reforma laboral indica que hay que hacer mejoras. Esto es algo que reconocimos antes de llevar a cabo la candidatura. Las mejores que se han producido no ha sido por la Copa del Mundo. Hemos tenido que hacerlas por nuestros valores”, ha sido las palabras de Al Thawadi.

“La Copa del Mundo ha servido como un acelerador”, añadió. Sobre la cifra de obreros muertos, el directivo aseguró que está “entre 400 y 500″. “No tengo el número exacto, pero una muerte es una muerte, ya es demasiado. Es claro y simple”.

El Parlamento Europeo pide una investigación

El Parlamento Europeo advirtió el jueves de que la FIFA “ha dañado gravemente la imagen y la integridad del fútbol mundial” y consideró que la corrupción en el seno de esta entidad, en el centro de la polémica por otorgar a Qatar la celebración del Mundial de fútbol, es “rampante, sistémica y profundamente arraigada”.

La resolución sobre la situación de los derechos humanos en Qatar en el contexto del torneo, aprobada el jueves en pleno a mano alzada, comenzó lamentando “la muerte de miles de trabajadores migrantes y las lesiones sufridas por trabajadores durante los preparativos” para el Mundial y pidió que “se rindan cuentas” por ellas.

Los eurodiputados piden a la FIFA que contribuya a la puesta en marcha de “un programa global de reparación para las familias de los trabajadores, como compensación por las condiciones de trabajo a las que se han visto sometidos”.

Mientras, Qatar ha negado que sea necesario un fondo específico para ello, pese a que lo han reclamado ya diversas organizaciones de derechos humanos.