NOTICIAS
03/03/2021 20:54 CET | Actualizado 03/03/2021 23:54 CET

El Barça se abona a la épica para llegar a la final de Copa

Un gol de Piqué en el descuento llevó el partido a la prórroga y ahí sentenció al Sevilla con el 3-0, de Braithwaite, para remontar el 2-0 de la ida.

EFE / Alberto Estévez
Los jugadores del Barcelona celebran el gol de Piqué en el descuento

El Barça se ha hecho fijo a la épica en esta Copa del Rey. Solo así consiguió llegar a semifinales y solo así ha remontado el 2-0 de la ida que le endosó el Sevilla. Los de Messi se sobrepusieron con un 3-0 culminado en la prórroga que les lleva directamente a la final y a la lucha por un título que se había convertido en prioritario en palabras del entrenador Ronald Koeman.

El momento clave llegó con el gol de Piqué en el 93′, en una segunda jugada tras corner, la que estaba destinada a ser la última ocasión que le quedaba al Barça para evitar su fracaso.

El cabezazo del central, reconvertido en delantero centro en los momentos cruciales, llevó el choque a la prórroga, para delirio culé, más de 80 minutos después de que Dembélé pusiera el 1-0 que llenó de ilusión a los locales.

Entre uno y otro, el Sevilla, que terminó el tiempo reglamentario con 10 y que sufrió una segunda expulsión en la prórroga, tuvo el pase en su mano. Un penalti fallado por Ocampos en el 73′ dio alas a los blaugranas. De haberlo marcado hubiera significado, prácticamente, el final, sin dejar apenas tiempo para que el Barcelona marcase tres tantos.

Pero Ter Stegen estuvo más listo que el atacante sevillista. Ya en la prórroga, el Barcelona aprovechó cierto efecto de ‘ko’ en su rival y su inferioridad numérica y apenas comenzada Braithwaite puso el 3-0. Desde entonces, el partido fue una anarquía de ir y venir, entre la tensión por el marcador y la fatiga acumulada, en la que el Sevilla no pudo remontar. 

El Barça espera ya rival para la final del 17 de abril que se jugará en Sevilla. Athletic de Bilbao y Levante lucharán por la otra plaza este jueves tras empatar 1-1 en la ida.