BLOGS
25/03/2020 11:05 CET | Actualizado 25/03/2020 11:05 CET

Teletrabajo ahora y después de la crisis sanitaria

Claves para trabajar desde casa.

Tom Werner via Getty Images

Sin duda habrá un antes y un después de esta pandemia. Para aquellos que han perdido a sus seres queridos o que han estado cerca de la muerte, ninguna lectura positiva de la situación actual les podrá reconfortar, y lo entiendo perfectamente. No obstante, quiero destacar el cambio de paradigma por parte de las empresas al tener que habilitar el teletrabajo forzoso debido a la situación de cuarentena.

A los pocos meses de terminar la carrera e iniciar mi vida profesional, tuve rápidamente la posibilidad de teletrabajar algunos días a la semana.  En aquella época me dedicaba a la investigación y podía hacerlo desde casa. Posteriormente también pude seguir trabajando de esa manera, debido a que pasé a gestionar proyectos de servicios innovadores de telecomunicaciones con otros países; esto te introduce de lleno en el mundo de las reuniones virtuales y las metodologías para trabajar documentos de manera conjunta y optimizando los recursos disponibles. Todo ello me permitió ver las bondades en materia de conciliación de la vida personal, mejoras para el medio ambiente y optimización del tiempo que siempre he defendido en el plano político y creo, ahora, el Estado debe liderar de forma ambiciosa una vez hayamos superado la situación de pandemia. 

Basándome en mi experiencia profesional y en la de algunos compañeros, diría que hay algunas claves que recomendaría mantener para el teletrabajo en general, y otras específicas para la situación de cuarentena en la que estamos inmersos.

Como normas o recomendaciones habituales para teletrabajar os sugiero:

  • En primer lugar, por supuesto acostumbrase a las herramientas que uno debe utilizar. Es decir, si tienes que hacer reuniones virtuales, saber cómo comportarse, utilizar las funciones disponibles en las aplicaciones de manera óptima, garantizar que se coordinen las reuniones adecuadamente, evitar al máximo ruidos e interrupciones, etc.  También para el caso de reuniones, es importante que dispongan de una agenda clara y que los participantes lleven los puntos bien preparados, pues las reuniones virtuales pueden llegar a cansar más a los participantes y es necesario optimizar los tiempos y los recursos para sacar el máximo provecho.
  • Determinar un lugar de trabajo fijo dentro del hogar y con las mejores condiciones posibles para desempeñar las funciones a realizar. Si es posible dedicarle un espacio concreto dentro de la vivienda para poder trabajar. Tampoco descartaría trabajar desde otros emplazamientos, pues en muchas ocasiones he acudido a bibliotecas municipales para poder trabajar en un entorno que invita a la concentración. Otras fórmulas existentes actualmente son las oficinas de coworking, que sirven muchas veces como sitios idóneos para teletrabajar cerca de casa.
  • Muy importante fijarse horarios y cumplirlos con puntualidad británica. Es decir, cuadrar los horarios para atender las labores propias de la vida personal o conciliación familiar pero que los compromisos a nivel laboral estén garantizados y sea cumplan en el plazo previsto. Por lo tanto, los horarios de comienzo, pausas o de fin de jornada deben ser claros y transparentes hacia la empresa de forma que puedan ser respetados y, si fuera necesario, acordados entre las partes.
  • Dentro de una jornada fija y bien estructurada, realizaría acciones que nos permitan cambiar el chip. Es decir, no recomiendo ir directamente de la cama al puesto de trabajo en el hogar, sino previamente me ducharía, me cambiaría de ropa o incluso saldría a tirar la basura o tomar un café si no estuviésemos en cuarentena.
  • Manejar una lista de tareas y objetivos claros y realistas que te permitan hacer seguimiento de las acciones diarias.
  • Nunca perder el contacto con los compañeros y los trabajos o proyectos en los que están involucrados. Tener siempre una visión del departamento o de la empresa que te permita colaborar de forma proactiva en otras actividades o retos de la compañía.
  • Evitar las distracciones. En estos casos recomendaría realización de cursos de gestión del tiempo o para potencia nuestra atención en lo que estamos haciendo.

Respecto a la situación actual de confinamiento decretado por el coronavirus, hay diferentes casos que analizar. Pues sin duda no es lo mismo la situación de una familia sin hijos que otros que deben a la vez que trabajan dar respuesta a los más pequeños del hogar. 

Respecto a las recomendaciones para teletrabajar durante el confinamiento, yo os propongo:

  • A las parejas les recomendaría comentar entre ellos cuáles son los puntos críticos de sus agendas para ese día. De forma que cada uno pueda exponer sus prioridades a nivel laboral para poder, así, repartir los recursos del hogar o el cuidado de los niños. Esto debe hacerse con el máximo respeto por las profesiones de unos y otros, pues el trabajo nos dignifica a todos independientemente de lo que se aporte a la economía familiar.
  • En la medida de lo posible, recomendaría a las parejas trabajar en habitaciones separadas e intentar mantener cierta independencia entre el trabajo y la vida personal. Por supuesto, se debe poder contar con la opinión de la pareja de ser necesario, pero cada uno debe ser responsable de manejar de forma autónoma sus retos profesionales.
  • Vuelvo a insistir en fijarse horarios. Fundamental para poder organizarnos. Si, por ejemplo, empezamos a teletrabajar el fin de semana porque no tenemos otra cosa que hacer, llegará el momento en que no sepamos distinguir los días de la semana. Entiendo perfectamente que en casos de picos de trabajo a algunos nos haya tocado en alguna ocasión echar horas adicionales durante el fin de semana, pero deben ser tareas puntuales. Ahora mismo, no veo nada aconsejable que se trabaje en fin de semana como algo habitual. Debemos mantener las actividades de ocio y deporte que nos permitan distraer a la mente.
  • En línea con lo anteriormente expuesto y para evitar las distracciones, ahora mismo debido al confinamiento, hay mucha oferta de cursos gratuitos para realizar online. Así puedes encontrar opciones que te permitan mejorar la concentración y gestionar mejor tus tareas evitando interrupciones de correos, whatsapps, etc.
  • Por último, pese a que Pedro Sánchez el pasado sábado día 21 de marzo en una comparecencia infumable destacó todos los kilómetros de fibra que tiene nuestro país, llamaría a la sociedad a hacer un uso responsable de los recursos. Primero porque muchas empresas tienen que velar por el buen funcionamiento de sus propios servidores y medidas de seguridad, por lo tanto ahora durante estas fechas debemos optimizar todavía más las reuniones a través de medios y recursos digitales.

Dicho esto, en este tema soy optimista y espero que esta crisis nos permita agilizar la implantación de medidas para poder teletrabajar y mejorar la necesaria conciliación familiar. Todo ello, también tiene un impacto positivo en el medio ambiente, basta con ver la caída vertiginosa de la contaminación en las grandes ciudades. Por lo tanto, espero y deseo que los gobiernos hayan perdido el miedo a promulgar medidas contundentes y fomenten de verdad y de manera ambiciosa este tipo de modelos necesarios para transformar nuestra sociedad.

 

#CuandoElDescansoEsUnSueño