Twitter retrasa su plan de pago de cuentas verificadas hasta después de las elecciones en Estados Unidos

Twitter retrasa su plan de pago de cuentas verificadas hasta después de las elecciones en Estados Unidos

La nueva compañía de Elon Musk estaría negociando al reincorporación de ingenieros clave en el desarrollo de la red social despedidos el pasado viernes por correo electrónico.

Elon Musk abandona la sede de Twitter en Nueva York
Elon Musk abandona la sede de Twitter en Nueva YorkDavid Dee Delgado via Reuters

La red social Twitter habría decidido retrasar el lanzamiento de su nuevo plan de pago de cuentas verificadas hasta después de las elecciones de medio mandato en Estados Unidos, según ha podido saber la cadena CNN.

La decisión de retrasar la función propuesta por el nuevo dueño de la compañía, Elon Musk, se da después de que se haya enfrentado a una amplia reacción pública, puesto que la iniciativa podría hacer más difícil distinguir entre usuarios reales de quienes se hacen pasar por celebridades y políticos.

Lo cierto, es que en la página de ayuda de Twitter, todavía se puede leer un mensaje en el que se advierte que ni la red social ni sus trabajadores venden la insignia de color azul: “Un empleado de Twitter nunca solicitará una compensación económica a cambio de una insignia o como parte del proceso de solicitud. Twitter no autoriza a ningún agente o individuo externo a vender el estado de verificación en la plataforma”.

Elon Musk, mientras tanto, se mantiene al margen de todo retraso o polémica respecto a su plan de pago y a través de su cuenta de Twitter sigue comunicando novedades al respecto de un lanzamiento que asegura que “democratizará el periodismo y empoderará la voz del pueblo”.

La principal novedad que traerá el plan de pago es para las cuentas falsas. Uno de los hombres más ricos del mundo ha comunicado que “cualquier usuario de Twitter que participe en suplantación de identidad sin especificar claramente “parodia” [en su cuenta] se suspenderá de forma permanente”. Una suspensión que se realizará sin previo aviso.

“Antes enviábamos una advertencia antes de la suspensión, pero ahora que estamos implementando una verificación generalizada, no habrá ninguna advertencia. Esto se identificará claramente como una condición para registrarse en Twitter Blue”, ha escrito Elon Musk.

Otra de las causas que puede provocar la pérdida de la insignia azul será el cambio de nombre, aunque esta pérdida será de carácter temporal.

La marca de verificación de Twitter se ha utilizado durante mucho tiempo para confirmar la autenticidad de funcionarios gubernamentales, figuras destacadas y periodistas, por lo que la medida había sucumbido a las críticas, sobre todo por los temores de que pudiera influir en los comicios estadounidenses.

Con todo, el cambio en la fecha de lanzamiento del plan de pago se da un día más tarde de que la plataforma lanzara una versión actualizada de su aplicación para iOS ―el sistema operativo de los teléfonos Apple―, en la que se detalla que los usuarios que paguen ocho euros al mes pueden acceder a obtener una marca de verificación azul.

Más concretamente, la última actualización de la aplicación se ha descrito en la App Store de Apple como una nueva función de verificación “al igual que las celebridades, las empresas y los políticos que ya sigues”.

Twitter negocia reincorporaciones entre los despedidos

La nueva compañía de Elon Musk, la red social Twitter, estaría negociando la reincorporación de algunos trabajadores que la semana pasada recibieron el correo electrónico en el que se les notificaba su despido. según informa la agencia Bloomberg. 

Al parecer, la compañía se habría equivocado en algunos casos y en otros, después de realizar un listado con los trabajadores prescindibles, se habrían dado cuenta de que serían necesarios para completar los desarrollos de algunas novedades y mejoras que prepara la red social.

Mientras, en España, los sindicatos UGT y CCOO han asegurado este domingo que los despidos en la sucursal española son nulos porque, según el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, “se debe hacer como despido colectivo”, además de abrir un periodo de consultas, negociar 15 días y comunicarlo a la autoridad laboral.