EE.UU. veta el ingreso de Palestina en la ONU como miembro de pleno derecho

EE.UU. veta el ingreso de Palestina en la ONU como miembro de pleno derecho

La última vez que un estado ejerció su derecho a veto para la adhesión de nuevos miembros fue en 1976, cuando Estados Unidos rechazó el ingreso de Vietnam.

El embajador de Estados Unidos ante la ONU, Robert A. Wood, en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONUSARAH YENESEL

El ingreso de Palestina en la ONU como miembro de pleno derecho deberá esperar, una vez más. Estados Unidos ha ejercido su derecho a veto en la reunión que este jueves ha mantenido el Consejo de Seguridad en Nueva York para votar por una recomendación de ingreso en el organismo internacional, como parte de un proceso paralizado desde 2011.

"El Consejo de Seguridad, habiendo examinado la solicitud del Estado de Palestina de admisión en Naciones Unidas (S/2011/592) recomienda a la Asamblea General que el Estado de Palestina sea admitido como miembro de Naciones Unidas", señalaba el texto fallido, que para salir adelante tenía que haber reunido el apoyo de 9 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, sin que ningún miembro permanente lo rechazase. 

En la reunión del Consejo de Seguridad de hoy, sí han votado a favor 12 países (entre ellos Rusia o Francia, que hasta ahora había mantenido un discurso ambiguo), con las dos abstenciones de Reino Unido y Suiza. Sin embargo, EEUU ha ejercido su derecho a veto y eso basta para frustrar el ingreso de Palestina en la ONU. Un proceso que se reactivó en abril, después de que Riad Mansur, representante palestino en el organismo internacional, pidiera al secretario general, António Guterres, que se revisara la condición de observador no miembro. No obstante, mantendrá el status obtenido en 2012.

Con la de hoy, esta es la cuarta vez desde el pasado 7 de octubre que Estados Unidos utiliza el veto en favor de Israel. En las tres anteriores, la Administración Biden rechazó resoluciones en las que se instaba a un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza, con argumentos como que una tregua solo serviría para que Hamás pudiera rearmarse.

Ha tenido que pasar casi medio siglo para que un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU volviese a ejercer su derecho a veto en el ingreso de un país en las Naciones Unidas. Precisamente, fue Estados Unidos el que, en 1976, durante el mandato del presidente Gerald Ford, rechazó el ingreso de Vietnam. Un año más tarde, en cambio, sí dieron 'luz verde' a la recomendación.

La resolución se debatirá ahora en la Asamblea General

El veto de Estados Unidos hace imposible, por ahora, que Palestina pueda ingresar como miembro de pleno derecho en la ONU. En cambio, la negativa estadounidense sí servirá para medir el apoyo global que tiene la iniciativa porque, después de que en 2022 se aprobase una reforma del reglamento para reducir el uso de los vetos, las resoluciones rechazadas con este método, tienen que ir a debate, "dentro de los diez días laborables siguientes", a la Asamblea General.

Aunque las resoluciones de la Asamblea no son vinculantes, tienen un alto valor simbólico porque es el lugar donde se sientan en igualdad todos los países miembros de la ONU y es el foro en el que deben ofrecer sus explicaciones y razonamientos para defender sus posiciones. Es posible que la fecha del debate se fije para el 7 de mayo.

Argumentos como los ofrecidos por el representante adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Robert Wood, quien ha defendido que una de las razones para rechazar el acceso de Palestina es que "no ha habido unanimidad" en el Consejo de Seguridad. Si hoy EEUU se quedó solo en su oposición a la proclamación del Estado palestino, su soledad va a quedar aún más en evidencia en diez días, ya que ahora mismo son 139 de los 193 países miembros ya reconocen a Palestina.

"Actualmente, una mayoría absoluta de la comunidad mundial apoya la solicitud de Palestina de convertirse en miembro de pleno derecho", ha señalado después de la votación del Consejo el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzi, quien ha lamentado que Estados Unidos esté dispuesto "hasta el final a hacer la vista gorda ante los crímenes de Israel contra los civiles en Gaza", donde casi 34.000 personas han muerto.

Como Israel, Estados Unidos argumenta que la proclamación de Estado palestino debe realizarse como fruto de una negociación bilateral con Israel, y no imponerse de forma unilateral mediante una iniciativa "prematura" dentro del organismo.

El ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, desplazado hoy a Nueva York, ha asegurado ante el Consejo de Seguridad que el reconocimiento del Estado Palestino forma parte de un conflicto que, tras el ataque de Irán, corre el riesgo de convertirse en una guerra regional. Entre las razones que ha expuesto, el ministro ha señalado que "es bueno para la seguridad de Israel", porque los palestinos "no pueden estar condenados a ser un pueblo de refugiados" y porque ellos "tienen derecho a un futuro con esperanza al igual que el pueblo de Israel tiene derecho a un futuro en paz y seguridad". 

Israel continúa con su ofensiva en Gaza

La votación de hoy, además, se produce en plena ofensiva israelí contra la Franja de Gaza, donde han muerto más de 34.000 palestinos y para la que el Ejército de Israel prepara ya una nueva operación militar. El Gobierno de Netanyahu ha desplazado armas y soldados hasta la frontera sur de Gaza, en las proximidades de la ciudad de Rafá, donde se refugian cerca de un millón y medio de desplazados. 

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Medios israelíes han revelado que el Gobierno de Netanyahu tiene un plan para desplazar a los civiles de la zona y avanzar militarmente para destruir las infraestructuras de Hamás. Mismos medios que señalan que Estados Unidos habría dado luz verde a la invasión de la única ciudad en la que todavía no ha entrado el Ejército israelí, a cambio de no responder al ataque de Irán del pasado sábado, con 300 drones y misiles balísticos.