La Iglesia Anglicana bendecirá a los matrimonios homosexuales y pedirá disculpas a la comunidad LGTBI por el "rechazo" y la "hostilidad"

La Iglesia Anglicana bendecirá a los matrimonios homosexuales y pedirá disculpas a la comunidad LGTBI por el "rechazo" y la "hostilidad"

La institución habla de una decisión "histórica", aunque no oficiará matrimonios entre parejas del mismo sexo.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby.
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby.Steve Parsons via AP

Decisión "histórica" en el seno de la Iglesia Anglicana. La institución ha anunciado este miércoles una revisión de su posición sobre las parejas del mismo sexo y ha avanzado que "bendecirá" esas uniones en sus templos. Se trata, no obstante, de una mera bendición, ya que descartan que sus sacerdotes oficien matrimonios homosexuales.

"Las parejas del mismo sexo podrán venir a la iglesia para dar las gracias por su matrimonio o unión civil y recibir las bendiciones de Dios", ha explicado la Iglesia Anglicana en un comunicado en el que avanza que en los próximos días pedirá disculpas a la comunidad LGBTQI+ por el "rechazo, la exclusión y la hostilidad" que ha sufrido.

El arzobispo de Canterbury y cabeza de los anglicanos, Justin Welby, afirmó que la nueva postura "refleja la diversidad de opiniones en la Iglesia de Inglaterra sobre cuestiones de sexualidad, relaciones y matrimonio". "Espero que estas nuevas oaciones de amor y fe para parejas del mismo sexo les digan a todos los cristianos y especialmente a las personas LGBTQI+ que son bienvenidos, valorados y queridos", ha añadido en sus redes.

"A algunos les parecerá que lo que proponemos hoy va demasiado lejos, mientras que para otros no será suficiente, pero mi esperanza es que lo que hemos acordado será recibido con un espíritu de generosidad, con voluntad de buscar el bien común", ha añadido el primado anglicano, ya en declaraciones a la BBC.

Otra de las figuras anglicanas destacadas, el arzobispo de York, Stephen Cottrell, ha ido más allá y se ha mostrado "profundamente arrepentido y avergonzado" sobre el trato que ha dado la institución a los homosexuales en el pasado, como cita EFE.

La propuesta de cambio, que llega tras un periodo de seis años de consultas sobre la cuestión, quedará detallada en un informe que se someterá a la evaluación del sínodo de la Iglesia en una reunión el próximo mes en Londres. 

Tras ese encuentro, los obispos anglicanos establecerán las plegarias y bendiciones que se ofrecerán a las parejas del mismo sexo y emitirán nuevas recomendaciones para sus sacerdotes.