BLOGS
04/05/2013 10:06 CEST | Actualizado 03/07/2013 11:12 CEST

Una gran 'historia' de éxito

¿Sabían ustedes que en la actualidad las empresas estadounidenses están a la busca y captura de hispanos para ocupar sus puestos directivos? ¿Que cada mes 50.000 hispanos cumplen 18 años? ¿Que ya en 2007 los hispanos eran dueños de 2 millones de negocios, un 44% más que cinco años antes?

Tras dos días de ricos debates y de un activo intercambio de ideas -que ha desbordado el recinto físico a través de cientos de tuits- entre los participantes venidos de todos los rincones de Estados Unidos, la Convención de Líderes Hispanos ha llegado a su término. Gracias a las nuevas tecnologías la repercusión informativa ha sido impresionante y un gran número de personas por todo el mundo ha podido seguir las intervenciones casi como un invitado más. Sin embargo, lo realmente impactante han sido los datos aportados por los ponentes, cuya reverberación obliga a todo aquel interesado por la evolución hispana a ejercer un seguimiento constante del fenómeno a fin de no perder comba.

¿Sabían ustedes que en la actualidad las empresas estadounidenses están a la busca y captura de hispanos para ocupar sus puestos directivos? ¿Que cada mes 50.000 hispanos cumplen 18 años? ¿Que ya en 2007 los hispanos eran dueños de 2 millones de negocios, un 44% más que cinco años antes? ¿Que su poder adquisitivo asciende a 1,5 trillones de dólares? ¿Qué en 2012 las exportaciones españolas en EEUU se incrementaron en un 13 % y que este país se ha convertido en el tercer destino de las inversiones españolas? ¿O que el 40 % de las empresas españolas presentes en Estados Unidos se encuentran en Florida, donde se ha invertido un total de 6.500 millones de dólares y se han creado 18.000 empleos?

grupo de los Líderes Hispanos. Foto: Fundación Carolina.

Sin duda, el objetivo principal de la Convención, centrado en apuntalar el sentimiento de pertenencia de un colectivo que agrupa a estadounidenses, españoles e iberoamericanos, se ha visto sobradamente colmado, pero su éxito de fondo radica en la cantidad de nuevos conocimientos que se han logrado poner en común, realmente abrumadores, y que constituyen el mejor reflejo de la eclosión hispana en Estados Unidos. Es emocionante atestiguar la toma de conciencia por parte de estos jóvenes de las capacidades que están acumulando y del legado que atesoran, en un proceso que -visto desde una mirada española- denota a su vez una autoconciencia optimista que nos anima a seguir trabajando juntos, intensificando lazos con Estados Unidos. El alcalde Tomás Regalado lo dejó meridianamente claro en su discurso inaugural: EEUU será lo que es Miami dentro de 25 años.

Ante dicho horizonte, los hispanos están haciendo los deberes: la clave no estriba solo en que exista un número creciente de universitarios, sino que cada vez más los hispanos se matriculan en carreras científicotécnicas e ingenierías, bien conscientes de que -como aseguró el ayudante en materia educación de la Casa Blanca, Roberto Rodríguez- la educación es un activo económico, una gran inversión, más aún en una nación donde la innovación empresarial brota directamente de la universidades. Por supuesto, aún queda mucho por hacer, empezando por facilitar el acceso de los hispanos a la educación superior, un reto que es clave, como también lo es incorporar a Iberoamérica a un proyecto común de libre cooperación transatlántica que integre, bajo la bandera de la libertad, a EEUU y Europa.

El catedrático de economía aplicada, Amadeo Petitbó, presidente de la Fundación Rafael del Pino, proporcionó un dato sorprendente en su discurso sobre el liderazgo y la creatividad: conectando estas destrezas con el desarrollo de la inteligencia emocional, explicó cómo el éxito responde en un 23% a las capacidades intelectuales y en un 77% a las aptitudes emocionales. Vista la voluntariosa entrega de los líderes hispanos a sus vocaciones y su buen sentido profesional no es osado concluir que el aspecto esencial del viaje al éxito hispano está ganado. ¡Ojalá lo veamos muy pronto!