BLOGS
07/04/2015 07:23 CEST | Actualizado 06/06/2015 11:12 CEST

Señales de humo: lo mejor de la cocina en lo mejor de la novela negra. Thomas Lieven

solomillosJ.M Simmel nos relata las aventuras de Thomas Lieven, un banquero alemán residente en Londres al que la Segunda Guerra Mundial le obliga a reconvertirse en espía, no ya como doble agente sino triple, pues acaba prestando sus eficaces servicios profesionales a alemanes, ingleses y franceses con idéntica fidelidad a todos ellos, esto es, ninguna en absoluto.

 

 

¿Hay algún loco que se haya atrevido a escribir una novela negra comenzando todos y cada uno de los capítulos con una detallada receta de cocina, indicando pormenorizadamente tanto los ingredientes que utilizar como el proceso de preparación del plato paso a paso? La respuesta es afirmativa, y su nombre es Johannes M. Simmel. La idea no le funcionó del todo mal, pues acabó vendiendo más de setenta millones de ejemplares en todo el mundo.

En su novela No solo de caviar vive el hombre, Simmel nos relata las aventuras de Thomas Lieven, un banquero alemán residente en Londres al que la Segunda Guerra Mundial le obliga a reconvertirse en espía, no ya como doble agente sino triple, pues acaba prestando sus eficaces servicios profesionales a alemanes, ingleses y franceses con idéntica fidelidad a todos ellos, esto es, ninguna en absoluto. Lieven cocina de forma permanente y su procedimiento de investigación es inapelable: organiza cenas y comidas, y a cambio, siempre (¡siempre!) obtiene la información que necesita. Si a dicha circunstancia le sumamos que se trata de un personaje absolutamente fascinante y que No solo de caviar vive el hombre es, posiblemente, la mejor novela de espías del siglo XX, obviamente Thomas Lieven no podía quedar fuera de esta serie gastronómico-criminal de ninguna de las maneras.

¡Ave Míster Lieven, los que van a cocinar te saludan!

 

SOLOMILLOS WELLINGTON

 

Fuente: COOKPAD

MUNICIÓN

  • 1 solomillo de ternera de un kilo en una sola pieza
  • Medio kilo de champiñones
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de paté a la pimienta
  • 1 huevo
  • 1 paquete de masa de hojaldre
  • mostaza de Dijon

PRÁCTICAS DE TIRO

Ponemos a precalentar el horno a 180º. Salpimentamos la carne. Ponemos aceite en una sartén lo suficientemente grande como para que quepa entero el solomillo, y lo marcamos a fuego fuerte por todas sus caras hasta que quede ligeramente tostado. Lo sacamos de la sartén y lo reservamos.

Lavamos bien los champiñones, los secamos con un paño y los fileteamos. Picamos los ajos y las cebollas y en la misma sartén en la que hemos sellado la carne pochamos las verduras a fuego lento. Una vez hechas, las sacamos a un plato bien escurridas y las dejamos que se enfríen. A continuación untamos la carne con una capa fina de mostaza de Dijon. Añadimos el paté de pimienta a la mezcla de ajo, cebolla y champiñones, y lo mezclamos todo bien.

Cogemos una lámina de papel de horno y lo colocamos sobre la bandeja que vayamos a utilizar para el asado. Ponemos sobre ella la sabana de hojaldre y extendemos la mitad de la mezcla que hemos preparado. Situamos encima el solomillo, sobre el que vertemos de nuevo la mitad restante de nuestra mezcla.

Cerramos el hojaldre formando un paquete. Pintamos con huevo batido y horneamos entre treinta y cuarenta y cinco minutos, en función de cómo nos guste el punto de la carne. Lo sacamos del horno y lo dejamos reposar fuera unos quince minutos para que asiente.

Una vez transcurrido ese tiempo lo cortamos en rodajas de unos dos centímetros y lo servimos, acompañado de alguna guarnición de patatas o verduras. Se trata de un plato absolutamente impresionante que en mi casa siempre hago el día de Navidad con notable exito de publico y critica.

PARA BEBER

Un tinto joven de Renania le va perfecto. Por ejemplo, Spiess, de bodegas Saint Laurent.

PARA ESCUCHAR

Wagner. Die Walküre. Orgasmo (solo musical, lo siento...) garantizado.

PARA LEER

No solo de caviar vive el hombre. Johannes M. Simmel. Imprescindible.

_________________________________________________________________

J.L. Rod es guionista y escritor de novela negra. Autor de "La suerte de los irlandeses", la novela negra mas vendida en la historia de Amazon en España, con mas de 50.000 ejemplares descargados por los lectores. Acaba de publicar "Señales de humo", un delicioso e inolvidable recorrido gastronómico y criminal por lo mejor de la Novela Negra, a través del amor a la cocina de sus personajes más inolvidables.

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA