BLOGS
02/03/2016 07:22 CET | Actualizado 02/03/2016 07:23 CET

Manzana: no comas las semillas, tienen cianuro y son mortales

manzanasCuando uno piensa en una manzana, en la actualidad, hay dos "fotos" que aparecen en nuestro cerebro: el recreo en el colegio y una marca de computadoras, Apple. Junto con la naranja y la banana, es la fruta más consumida en dietas occidentales y orientales. Y por eso es importante conocer con detalle por qué es tan bueno comerla.

La manzana, junto con la naranja y la banana, es la fruta más consumida en dietas occidentales y orientales. Y por eso es importante conocer con más detalle por qué es tan bueno comerla.

Todos conocemos que es la famosa fruta prohibida que está presente en la Biblia, la que estuvo presente en la interacción de los primeros seres humanos que habitaron nuestro planeta, Adán y Eva. Por eso, la manzana tiene un fuerte contenido simbólico, además de ser unas de las frutas más populares.

Cuando uno piensa en una manzana, en la actualidad, hay dos "fotos" que aparecen en nuestro cerebro: el recreo en el colegio y una marca de computadoras, Apple. Es muy fuerte ésta última asociación mental, y claramente es gracias al marketing. Bueno, por ahí va mi asociación cerebral; puedes hacer el mismo ejercicio: ¿cuál es la tuya?

Cuando era pequeño, en mi casa hacían para el postre muchísimas manzanas asadas al horno. Y en este mismo momento, lo asocio automáticamente con un hospital. ¿Será que era influencia de una familia de médicos? Difícil de responder, pero puede ser una posibilidad. Es un postre que no comía porque no me gustaba; en realidad, siempre pensé que no era un verdadero postre, porque el último plato de una comida, o sea, el dulce, debe estar rico. Hasta el día de hoy, nunca lo entendí.

A mí me gusta la tarta de manzana con helado de crema americana o vainilla, y el cuadrado de esta fruta para acompañar un café. Así sí, porque si no me parece una fruta aburrida.

Las semillas tienen cianuro y son mortales

No te asustes, por comer una manzana no te vas a intoxicar y morir.

Pero sí es sorprendente saber que las semillas de esta fruta contienen una muy pequeña cantidad de cianuro, un químico mortal. El cianuro es uno de los venenos más conocidos, daña varios órganos como el cerebro y el corazón y puede producir el coma, y hasta la muerte. Los síntomas de una intoxicación por cianuro son náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fallo cardíaco y respiratorio.

En el caso de esta fruta, la toxina está protegida por la consistencia dura que tienen las semillas.

Si tragas las semillas sin masticarlas las vas a eliminar intactas, y si llegaras a masticarlas y romperlas, la cantidad de cianuro presente es tan mínima que el organismo se encarga de la desintoxicación sin causar ninguna consecuencia. Así que quédate tranquilo, y si te tragas las semillas, no te preocupes.

Si hacemos un cálculo extremista y hasta ridículo para cuantificar el efecto del cianuro en nuestro cuerpo, podríamos decir que, según en los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos), una dosis mortal para una persona de 70 kg es de 1-2mg/kg.

Por lo tanto, para consumir una dosis fatal, una persona debería comer aproximadamente 20 "corazones" de manzanas o 200 semillas de manzanas bien masticadas.

Beneficios para tu salud

La quercetina es un flavonoide, un polifenol, un tipo de sustancia producida por las plantas que forma parte de los químicos que tiene la manzana; también está en la cebolla. Los polifenoles producen efectos epigenéticos, o sea, estimulan ciertos genes de nuestro ADN sin modificar la secuencia (código) de nuestro genoma.

La floridzina es otro polifenol que está presente en la cáscara de la manzana, y combate el envejecimiento.

Los polifenoles son compuestos naturales que se encuentran principalmente en frutas, verduras, vino, café, té, yerba mate, nueces, chocolate, aceite de oliva, cerveza, maní y cereales. Más de 8.000 compuestos fenólicos diferentes se han identificado en plantas. Los polifenoles tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios y anticancerígenos.

Está demostrado que estas sustancias químicas reducen la mortalidad en un 30% para las personas que realizan dietas ricas en polifenoles (más de 650 mg/día), en comparación con personas que tienen una ingesta baja de polifenoles (menos de 500 mg/día). Las personas que consumen dietas ricas en frutas y verduras tienen menos riesgo de desarrollar varias enfermedades crónicas y, a su vez, tienen un efecto en la reducción de la mortalidad general.

La manzana es la fuente más importante de la dieta de polifenoles, de acuerdo a las estadísticas de diferentes países.

Ayuda a prevenir el Alzheimer

Una manzana al día ayuda a prevenir la enfermedad del Alzheimer, el tipo de demencia más frecuente. La demencia es un pérdida progresiva de funciones cognitivas como la memoria, la concentración, la orientación, la atención y el lenguaje. Se estima que, para el año 2050, la prevalencia se cuadruplicará y afectará a 1 de cada 85 personas en el mundo. La sustancia quercetina presente en esta fruta estimula el gen GADD34, mejorando las capacidades cognitivas, especialmente la memoria.

Este descubrimiento reciente sobre la quercetina podría llegar a ser fundamental para tener un mejor conocimiento de esta enfermedad devastadora, no solamente para la persona que "desconecta" de la realidad, sino también para toda la familia que sufre el deterioro de su ser querido. A su vez, esta sustancia podría llegar a ser un gran avance en el campo de la investigación para identificar un tratamiento efectivo.

Tiene propiedades anticancerígenas, especialmente en los pulmones

Se estima que una dieta sana puede prevenir hasta un 30% de todos los tipos de cáncer. Y en esta acción positiva, los polifenoles juegan un rol clave. La manzana corta el efecto del gen CYP1A1, que participa en el procesamiento (metabolismo) de algunos compuestos que son cancerígenos, o sea, sustancias que favorecen el desarrollo del cáncer y que están presentes en el humo del cigarrillo. Por este motivo, la manzana tiene un efecto anticancerígeno en los pulmones.

Las manzanas también tienen un efecto anticancerígeno en el colon (intestino grueso) y el hígado. Se ha demostrado que 100 g de manzanas frescas tienen una actividad antioxidante equivalente a 1500 mg de vitamina C. Lo que confirma nuevamente que los antioxidantes naturales son más efectivos que los suplementos vitamínicos. Siempre es mejor consumir frutas y verduras frescas que tomar una pastilla de un complejo vitamínico. Ya sé, es más fácil tomar una cápsula todas las mañanas, pero como en la vida, lo bueno siempre cuesta.

Una manzana promedio pesa 150 g y tiene los siguientes valores nutricionales: 52 kcal, grasa 0.17 g, hidratos de carbono 13.81 g y proteínas 0.26 g, entre tantas otras vitaminas y minerales. Llegar a comer tres es bastante, pero si un nutricionista lo recomienda como parte de una dieta equilibrada, también vemos que tiene un efecto positivo, ya que ayuda a perder peso.

¿Cómo incorporo la mazana a mi dieta?

Es fácil porque seguramente, como es una de las frutas más consumidas, ya la comes como postre o snack. Como snack es una buena manera de reemplazar las patatas fritas o cualquier otra comida basura, especialmente para los niños y adolescentes.

Si te interesan estos temas, puedes leer mi nuevo libro descargándolo en Amazon aquí: Genética. Cómo puede cambiar nuestras vidas (Paidós).