Guerra contra el aceite de oliva adulterado: cómo detectar que no compras una estafa

Guerra contra el aceite de oliva adulterado: cómo detectar que no compras una estafa

Hay que mirar el etiquetado... pero también hay formas de comprobarlo en caso.

Hombre llevando garrafas de aceite de olivaGetty Images

El alza del precio del aceite de oliva es una cuestión que viene de lejos. Sea aceite de oliva virgen extra (AOVE) u otras modalidades del llamado 'oro líquido', su encarecimiento no ha dejado de generar titulares en los medios... y problemas al bolsillo de millones de consumidores.

Por ello, es habitual que muchos supermercados y fabricantes se lancen a plantear ofertas con las que intentar hacerse con la clientela, mientras en el campo los agricultores critican la situación que sufren.

En este contexto inflacionario o directamente disparado tampoco son raras las imágenes vistas en numerosas superficies comerciales, las de botellas de aceite de oliva con alarmas antirrobo, como si de carísimas colonias o bienes exclusivos se trataran.

Por eso están desarrollándose trampas para hacer pasar por aceite de oliva virgen extra, ese cotizadísimo AOVE, variedades que no lo son. O incluso, intentos por colar como aceite de oliva líquidos que no tienen que ver.

Un detalle importante en el que fijarse es el porcentaje de ácidos grasos libres, que debe estar en el 0,2% para confirmar la buena calidad del producto. Pero no siempre hay acceso a un dato así. En este caso hay trucos para saber si el aceite comprado es verdadero 'oro líquido' o no.

Por ejemplo, vertir varias cucharadas en un recipiente de vidrio con cierre hermético. Debe permanecer 24 horas en el frigorífico en reposo. Si transcurrido ese plazo permanece líquido NO es aceite puro. 

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Otro modo es recurrir al remojado de una mecha con aceite, para intentar encenderla a continuación. Si arde pero no genera humo, el aceite es bueno... aunque este truco conlleva sus riesgos y es preferible hacerlo con un recipiente cercano para evitar que caiga aceite caliente.