BLOGS
27/07/2013 09:54 CEST | Actualizado 25/09/2013 11:12 CEST

Cuánto dinero dar en las bodas

Hoy en día las parejas no sólo piensan mucho a quién van a invitar por su grado de amistad o parentesco. Ahora piensan en si a los que invitan van a poder darles algo para cubrir su cubierto. Así de frío y cruel, como suena.

¿Cuántas veces hemos pensado en esto? ¿Cuánto dinero dar en las bodas para no quedar mal? Y mucho más desde que empezó la crisis en nuestro país. Dejando el corazón a un lado y las ganas de compartir ese gran día con todos los seres queridos hay que admitir que salvo honrosas excepciones (sobre todo los que tienen un alto poder adquisitivo), la gran parte de los novios tienen un gran dilema a la hora de elaborar su lista de invitados para la boda.

Hoy en día las parejas no sólo piensan mucho a quién van a invitar por su grado de amistad o parentesco. Ahora piensan en si a los que invitan van a poder darles algo para cubrir su cubierto. Así de frío y cruel, como suena. No sólo desde el punto de vista egoísta de cuánto nos podrán dar, sino también para no ponerles en el compromiso. Muchas veces te invitan a bodas a las que realmente no te apetece ir, te invitan porque ellos creen que si no lo hacen te sentirás ofendido. En realidad, en esos casos casi es un alivio que no te llegue la invitación de boda.

>

Foto: LUZ DE FLASH

Pero una vez te llega, surge la duda ¿Cuánto dinero les damos? Si, hablo de dinero porque lo de hacer regalos ya no se lleva. Ahora los que se resisten al cambio siguen recolectando sobres el día de la boda, los más prácticos te incluyen una tarjeta con su número de cuenta en la invitación y los más avanzados y con clase, te hacen un regalo a través de un portal de bodas on line. Para el que no lo haya utilizado nunca es cómo la trasferencia porque los novios reciben el dinero en su cuenta pero queda mucho mejor porque les haces un regalo virtual que ellos mismos han propuesto en su web de bodas.

1. Para saber cuánto debemos regalar hay una regla de oro: pensar en lo que les cuesta a los novios que estés ahí ese gran día.

Los gastos de una boda cada vez son mayores, depende en gran medida del lugar de celebración de la boda pero según datos de FUCI ( Federación de Usuarios y Consumidores Independientes) se calcula que el coste medio de este tipo de celebración para 100 comensales oscila entre los 7.211 y los 17.968 euros, siendo la media de 12.590 euros, lo que supone un 4,5% menos que el año pasado y está lejos de los 21.500 de media del año 2003. Eso nos deja el coste en unos 125 euros por invitado.

Si nos guiamos por las cifras del regalo medio en España somos demasiado espléndidos porque damos mucho más que eso.

>

Foto: FRAN RUSSO.

2. Pero hay más condicionantes para saber cuánto dinero deberías dar como regalo de boda. Es obvio pero hay que pensar en cómo es tu presupuesto y guiarte por él. Si eres estudiante, estás parado o tienes un trabajo con un presupuesto ajustado con 60 euros será suficiente, independientemente de lo bien que conozcas a la pareja, ellos saben que eso ya es un esfuerzo para ti.

3. Para decidir la cifra también es decisivo valorar cuál es la relación que tú tienes con la pareja. Si eres amigo cercano y no te va mal económicamente, se espera que regales al menos 100 euros. Para amigos y familiares más cercanos el regalo suele ser de más de 100 euros y puede llegar a superar los 200 por persona. Es cierto que debido a la crisis cada vez hay más invitados que asisten sin pareja a las bodas, no porque no la tengan o porque quieran pasar una noche de "solteros" sino porque si sólo va uno hay que desembolsar menos dinero de la economía familiar y son menos gastos en general.

Si te has desplazado de ciudad o incluso de país seguro que los novios agradecen muchísimo tu presencia y eso ya es un regalo, si aún así quieres colaborar con los gastos puedes aportar entre 50 y 100 euros.

Ya ves que aunque lo importante es ofrecer a los novios un regalo de boda que muestre nuestro cariño y nuestro apoyo a su unión, para no quedar mal con los novios hay que rascarse el bolsillo. Puede que peque de romántica pero creo que no tener el dinero suficiente no puede ser excusa para perderte el día más feliz en la vida de tus amigos o familiares. Al fin y al cabo es una celebración y nadie está obligado a regalar nada. ¿O sí?